El Purcell más joven y minimalista brilló en el Galdós

Las Palmas de Gran Canaria

19 / 04 / 2022 - Agustín AROCHA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
didoyeneas-operaactual-perezgaldos (1) Una escena de 'Dido y Eneas' en el Teatro Pérez Galdós © Teatro Pérez Galdós / Sabrina CEBALLOS
didoyeneas-operaactual-perezgaldos (1) Una escena de 'Dido y Eneas' en el Teatro Pérez Galdós © Teatro Pérez Galdós / Sabrina CEBALLOS
didoyeneas-operaactual-perezgaldos (1) Una escena de 'Dido y Eneas' en el Teatro Pérez Galdós © Teatro Pérez Galdós / Sabrina CEBALLOS

International Bach Festival

Purcell: DIDO Y ENEAS

Irene Verburg, Steven van der Linden, Tania Lorenzo, Lotte Betts-Dean. Coro de Camara Ainur, Dirección musical: Michael Gieler. Dirección de escena: Peter Leung. Teatro Pérez Galdós, 13 de abril de 2022.

Interesante la programación de esta versión sobre la obra de Henry Purcell dentro del International Bach Festival, iniciativa que suma anualmente en Las Palmas de Gran Canaria a músicos de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y de la Royal Concertgebouw Orchestra de Ámsterdam, a los que se une talento joven y solistas internacionales, en un festival dedicado íntegramente al maestro de Eisenach y su entorno. Lo más novedoso de la propuesta, es la incorporación de un prólogo actual creado por la compositora Meriç Artaç, sobre el texto de Julia-Beth Harris, que complementa a una partitura cuyo prólogo original se perdió en los albores del siglo XVIII. Desde el punto de vista musical lo más complejo de resolver podía ser la fusión entre esa introducción musical contemporánea que ahonda en la descripción del personaje de Dido, y el inicio de la obra tradicional barroca, sin embargo, Michael Gieler en la dirección de la Orquesta IBF, lo resuelve con naturalidad y prestancia, manteniendo durante el inicio ese descarnado y evocador aire que vaticina el trágico final, con la ligereza melódica barroca que imprimió Purcell a su obra.

"Vocalmente la robustez del sonido de Irene Verburg, cálido y de emisión diáfana, ayudó a refrendar su enfoque del personaje de Dido"

La puesta en escena de Peter Leung está desprovista de todo artificio escénico, siendo absolutamente minimalista y centrada en los personajes a los que apoya una formación de cubos con caras de cristal que van acomodándose conforme lo requiere la escena. Esa oscuridad y parquedad centra todas las miradas en el grupo de personajes, hecho que resalta un recurso habitual en las tragedias clásicas.

En cuanto a elenco protagonista, cuajó una interesante actuación en líneas generales. Irene Verburg presentó una Dido orgullosa que sufre en silencio la desidia a la que le lleva el destino. Vocalmente la robustez de su sonido, cálido y de emisión diáfana, ayudó a refrendar su enfoque del personaje. Cumplió con creces en el clásico When I am laid in earth” que marca el final de la obra. Steven van der Linden supo aportar lucidez a Eneas, con una voz de tenor lírico armada que dio la adecuada réplica a Dido. La Belinda de la soprano Tania Lorenzo fue incisiva y dinámica mostrando en todo momento unos recursos canoros muy interesantes, con una línea de canto dúctil, un sonido amplio y una voz sugerente, posiblemente fuera lo mejor de la velada. La mezzo australiana Lotte Betts-Dean compuso una hechicera de voz contundente pero con el adecuado matiz desgarrador que requiere el papel. El resto de comprimarios mostró un buen nivel, destacando el Coro de Cámara de Ainur, que omnipresente en escena marcó bajo la premisa más danzante el ritmo de la obra. Su “Fear no danger to ensue” y el final With drooping wings” fueron francamente buenos, culminando así una muy aplaudida representación.  * Agustín AROCHA, corresponsal en Las Palmas de Gran Canaria de ÓPERA ACTUAL