El Petruzzelli toma impulso con 'Tosca'

Bari

21 / 12 / 2021 - Eduardo BENARROCH - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Aylin Pérez (Tosca) y Rame Lahaj (Cavaradossi) © Teatro Petruzzelli / Clarissa LAPOLLAH
tosca-operaactual-bari (1) Aylin Pérez (Tosca) y Franco Vassallo (Scarpia) © Teatro Petruzzelli / Clarissa LAPOLLAH
tosca-operaactual-bari (1) Una escena del montaje de Mario Pontiggia © Teatro Petruzzelli / Clarissa LAPOLLAH

Teatro Petruzzelli

Puccini: TOSCA

Aylin Pérez, Rame Lahaj, Franco Vassallo, Alessandro Spina, Domenico Colaianni, Giovanni Augelli, Christian Colla, Adriana Colasuonno. Dirección musical: Giampaolo Bisanti. Dirección de escena: Mario Pontiggia. 16 de diciembre de 2021.

 

Con una sala colmada de público, en la mayor parte joven, el Petruzzelli se dio el gran lujo de poner la tradicional producción proveniente del Teatro Massimo de Palermo de Mario Pontiggia con un elenco que haría justicia a cualquier teatro de primerísima línea, y así continuar su temporada repuesta sin sobresaltos. Hay veces, cuando no hay ideas nuevas, o ingeniosas o simplemente inteligentes, que es mejor caer en lo seguro. Y así se hizo. Pero no se engañe el lector: hasta hace pocos años había una producción aún más tradicional y avejentada en la Royal Opera de Londres y la que la reemplazó no es nada moderna. Tosca requiere tres cantantes seguros, profesionales, y si tienen personalidad mejor.

Aylin Pérez se ha convertido en una intérprete que actúa tanto en Nueva York, como en Viena, Berlín o Londres, y si bien su voz no tiene el alcance y peso dramático de una lírico spinto, es una voz agradable, que canta todo con buena escuela y sin forzar. Quizás eso quite un poco de interpretación en el fraseo, pero su Tosca resultó atractiva, menos diva y más una joven inocente que cae en enredos inoportunos. Quizás también la producción de Pontiggia podría haberle dado un carácter más impulsivo sin hacerle prender el cuchillo en el segundo acto tan premeditadamente. Su rendición en el “Vissi d’arte” fue más que correcta, con buena línea y sin pérdida de brillo.

"Vassallo también sabia frasear, y a veces regalaba frases largas, si bien carecía de la nobleza que debería tener de acuerdo a su título, pero en esto caen la mayoría de los barítonos"

Si el rol de Cavaradossi se midiera por el porte, Rame Lahaj debería ser el mejor Cavaradossi: es alto, de buena figura, un poco duro en su actuación, pero siempre elegante. Comenzó un poco nervioso, con la voz engolada, pero a medida que avanzaba la noche su voz se sintió más libre y eso se notó en un Vittoria! que sonó a voz plena y redonda sosteniendo el agudo. He aquí un joven tenor que posee una voz muy bella, de color oscuro (por eso a veces tiende a engolar) y que con seguridad hará una buena carrera. Se lució mucho en “E lucevan le stelle”, que le cayó muy bien a su registro, recibiendo un largo aplauso. Completando este trío, Franco Vassallo, un cantante ya de gran carrera, que exhibe su experiencia en el rol en todo momento. Su Scarpia era un abusador que usaba cualquier truco para lograr su cometido. Vassallo sabe frasear con gusto, si bien carecía de la nobleza que debería tener de acuerdo a su título, pero en esto caen la mayoría de los barítonos. Su voz es feroz, comunicativa y de vez en cuando enfatiza y tiende al parlando, pero sin abusar. Su gran escena con Pérez tuvo la intensidad requerida y ambos dieron todo de sí mismos para llenarla de suspenso.

Alessandro Spina presentó un adecuado Angelotti y Domenico Colaianni fue un excelente Sacristán que no abusó del rol, dándole así mucho más credibilidad y relieve. La producción de Pontiggia no introduce nada nuevo, solo al final del Te Deum aparecen unos republicanos que tiran panfletos entre la congregación siendo inmediatamente detenidos por los esbirros de Scarpia.

Muy buen sonido tuvo el coro de la casa y la orquesta se lució mucho en todos sus sectores (especialmente el metal) dirigidos con tiempos muy medidos y sin exceder el volumen por la batuta segura de Giampaolo Bisanti* Eduardo BENARROCH, crítico internacional de ÓPERA ACTUAL