El nacimiento del Rey Sol en la Plaza de Oriente

Madrid

20 / 06 / 2022 - José María MARCO - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
nacimientoreysol-operaactual-real (2) Una imagen del Ensemble Correspondances en el Real © Teatro Real / Javier DEL REAL
nacimientoreysol-operaactual-real (2) Una imagen del Ensemble Correspondances en el Real © Teatro Real / Javier DEL REAL

Teatro Real

LE BALLET ROYAL DE LA NUIT

En versión de concierto

Música de Antoine Boësset, Louis Constantin, Michel Lambert, Francesco Cavalli y Luigi Rossi. Dirección musical: Sébastien Daucé. 19 de junio de 2022.

Tras su cancelación por la pandemia, llegó al Teatro Real esta adaptción-reducción de la evocación musical de uno de los grandes acontecimientos, entre la ópera incipiente y la propaganda política, de los primeros años del rey Luis XIV de Francia. El monarca había heredado de su padre la pasión por el baile y del cardenal Mazarino, tutor suyo durante su minoría de edad, el gusto por el fasto y el espectáculo puestos al servicio de la causa del absolutismo tras un siglo de enfrentamientos civiles. En estos balbuceos de la ópera y del Estado franceses, el famoso Ballet Royal de la Nuit jugó un papel relevante. Gran ballet de corte con libreto del poeta Isaac de Benserade y música de compositores franceses (Antoine Boësset, Louis Constantin y Michel Lambert) e italianos (Francesco Cavalli y Luigi Rossi), el espectáculo, de dimensiones grandiosas, se desarrolló en febrero de 1653 con 45 entradas –los grandes ballets solían constar de 30– y cuatro partes que arrancaba al atardecer llevando a escena el transcurso de una Noche, papel –el de la Noche– aquí muy bien cantado por la mezzo Lucile Richardot.

En la obra se suceden escenas mitológicas con extractos de óperas italianas y evocaciones pastoriles, cómicas y dramáticas, hasta llegar al triunfo matutino de Apolo (aquí defendido por el contratenor David Tricou). En el original, este papel le correspondía, aunque únicamente como bailarín, al mismísimo monarca, que por aquel entonces contaba 15 años pero que ya mostraba, con su presentación como Rey Sol, estar dispuesto a cumplir su plan de reordenar en torno de su figura, y su propio cuerpo, del Estado francés y de la política europea. (El rey, objeto de una adulación sin límites, también se divertía y en este como en otros espectáculos asumía diversos papeles, entre otros el de un Furioso).

"El espectáculo quedó reducido por tanto a una sucesión de recitativos, alguna escena cantada, coros y danzas, concentrado todo en la exquisitez de la interpretación"

Lo que se ofreció en Madrid estuvo reducido a la parte musical, sin coreografías, a cargo del excelente y bien poblado Ensamble Correspondances, con coro (19 cantantes) y orquesta (30 profesores), todos dirigidos por el músico e investigador Sébastien Daucé, a quien se debe la admirable reconstrucción de la obra. El espectáculo quedó limitado por tanto a una sucesión de recitativos y ariosos, a alguna escena cantada, coros y danzas, concentrado todo en la exquisitez de la interpretación y, como señuelo dramático, en el contraste entre la naciente música francesa, con su característico sonido, y la italiana, incluido un Coro de italianos, con su melodismo ya apasionado, como en la escena de Deyanira a cargo de la mezzo Blandine de Sansal.

Es poco, probablemente, para el coste de la función y para algunos espectadores, que esperaban por lo menos una mínima evocación de los fastos del Grand Siècle, aunque fuera algún paso de baile. Una velada refinadísima y austera, pero muy interesante, de tintes aristocráticos y dedicada al panegírico sin rebozo ni límites del absolutismo. No es cuestión de discutir la pertinencia de la elección, pero puestos a interpretar en versión de concierto obras dramáticas de los siglos de las grandes monarquías, el repertorio español, desde Hidalgo a Durón o Nebra, ofrece muchas posibilidades, y posiblemente incluso más entretenidas.  * José María MARCO, corresponsal en Madrid de ÓPERA ACTUAL