‘El murciélago’, la gran fiesta del Real

Madrid

11 / 12 / 2023 - José María MARCO - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
murciélago real 'El murciélago' de Johann Strauss en versión de concierto en el Teatro Real © Teatro Real / Javier DEL REAL
murciélago real Marc Minkowski, a la batuta de la versión de concierto de 'El murciélago' © Teatro Real / Javier DEL REAL
murciélago real 'El murciélago' de Johann Strauss en versión de concierto en el Teatro Real © Teatro Real / Javier DEL REAL

Teatro Real

Johann Strauss: EL MURCIÉLAGO

En versión de concierto

Huw Montague Rendall, Jacquelyn Stucker, Marina Viotti, Magnus Dietrich, Leon Kosavic, Kresimir Spicer, Alina Wunderlin, Megan Moore, Sunnyi Melles. Les Musiciens du Louvre. Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana. Dirección: Marc Minkowski. 9 de diciembre de 2023.

La actual temporada del Teatro Real se caracteriza por una llamativa sucesión de representaciones en versión de concierto: óperas, zarzuela y ahora opereta, El murciélago, ni más ni menos (ver previa en este enlace). En cualquier caso, la obra ha contado con la fortuna, que no se le concedió a la reciente Luisa Fernanda (ver crítica), de una versión completa, con diálogos incluidos. Y aunque sin puesta en escena, que nadie echó de menos, los diálogos obligaron a una semi escenificación que resultó muy animada, con entradas y salidas dinámicas, bien ajustadas, cierto esfuerzo en el vestuario, algunos objetos de atrezo y sobre todo, una actuación muy divertida, que puso el acento en el aspecto bufo de la obra, en detrimento del sentimentalismo que aparece a rachas.

"Estupenda Alina Wunderlin en una Adele que plasmó en su endiablada coloratura, con limpieza, sin el menor fallo y con una facilidad extraordinaria, todas las ganas de vivir y de divertirse del personaje"

Quizás la nacionalidad de la orquesta, los magníficos Les Musiciens du Louvre, y del director, Marc Minkowski, llevaron a acentuar este lado offenbachiano, que, por otra parte, tanta presencia tiene en la partitura de Johan Strauss hijo. De hecho, frente al tradicional hiperrefinamiento vienés que se le pide a las grandes orquestas cuando tocan El murciélago, Minkowski parece haber optado por una visión más directa, más puramente cómica y más contrastada y colorida. Los cantantes, que demostraron ser excelentes actores, respondieron con soltura al desafío. Fabuloso, muy elegante y con gran prestancia escénica, el Eisenstein de Huw Motague Rendall, que resolvió sin problemas su exigente tesitura. Muy bien también el Dr. Falke de Leon Kosavic y el Alfred de Magnus Dietrich, tenor lírico que supo sacar, con gran sentido del humor y gran clase, todas las posibilidades que le ofrece el papel. Jacquelyn Stucker defendió el papel de Rosalinde, complicado porque requiere una voz amplia y capacidad para alcanzar alturas nada cómodas. Lo logró muy bien, en particular en su gran aria húngara, con un aire más juvenil y moderno que puramente aristocrático, algo coherente con el planteamiento general.

Estupenda Alina Wunderlin en una Adele que plasmó en su endiablada coloratura, con limpieza, sin el menor fallo y con una facilidad extraordinaria, todas las ganas de vivir y de divertirse del personaje, de los más encantadores de la obra. Mención especial merece el Príncipe Orlofsky de Marina Viotti (la Maddalena del Rigoletto que se está representando estos días), que derrochó, con una peluca de color inverosímil, desparpajo, intensidad, expresividad vocal y simpatía. Bien Kresimir Spicer en el Dr. Blind y Megan Moore como Ida, que protagonizó uno de los momentos memorables de la velada cuando sustituyó en el podio a Minkowski y debutó como directora de orquesta. Se recordó así la tradición vienesa de invitar a otros músicos y cantantes a participar en la escena del baile durante la representación de Fin de Año. Bien el carcelero de Sunnyi Melles, que, como es habitual, se tomó todas las libertades —quizás demasiadas— en su papel hablado. Fenomenal el Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana, que participó con ganas en la fiesta general. El público, rendido, no dejó de mostrar su entusiasmo durante toda la representación.  * José María MARCO, corresponsal en Madrid de ÓPERA ACTUAL