El Gran Teatro celebra a Vives

Córdoba

26 / 02 / 2024 - Alejandro FERNÁNDEZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
vives córdoba Auxiliadora Toledano como Doña Francisquita y Alejandro del Cerro como Fernando © Gran Teatro de Córdoba
vives córdoba Auxiliadora Toledano como Doña Francisquita © Gran Teatro de Córdoba
vives córdoba Sandra Ferrández (La Beltrana) en 'Doña Francisquita' © Gran Teatro de Córdoba

Gran Teatro de Córdoba

Vives: DOÑA FRANCISQUITA

Auxiliadora Toledano, Alejandro del Cerro, Manuel de Diego, Sandra Ferrández, Palmira Ferrer, Enric Martínez-Castignani, César San Martín, Natividad Andújar. Dirección de escena: Francisco López. Dirección musical: Miquel Ortega. 23 de febrero de 2024.

Con el cartel de «no hay billetes» el Gran Teatro de Córdoba levantaba el telón para la producción lírica de esta temporada coincidente con la celebración del centenario de uno de los títulos más redondos de nuestro género, la castiza Doña Francisquista de Amadeo Vives (ver previa en este enlace) que sirvió también para poner en valor la producción escénica del Teatro Villamarta de Jerez al cuidado  Francisco López y la batuta de Miquel Ortega.

La delgada línea que separa la recreación costumbrista del tópico recurrente tienen en la dirección de López una de las claves de su éxito que se reforzó en la precisa ubicación de solistas, cuerpo coreográfico, masa coral y figuración sin olvidar la gran aportación de escenografía y vestuario de Jesús Ruiz. Miquel Ortega, desde el podio del Gran Teatro, planteó una línea plagada de acentos, giros dinámicos y especialmente atenta a las demandas vocales del elenco. La agilidad de los tiempos señalados por el maestro aportó color y colaboraría especialmente al continuo movimiento que imprime Vives en la partitura, rescatándola de la simple sucesión de cuadros. Alejandro Muñoz al frente del Coro de Ópera de Córdoba distinguió al conjunto por una emisión generosa y bien empastada con momentos referenciales como la pasacalle «Cuando un hombre se quiere casar» o el Coro de románticos del tercer acto reforzado además por el cuerpo de ballet coreografiado por Javier Latorre.

"Auxiliadora Toledano como Doña Francisquita mostró seguridad en lo actoral, además de un sólido instrumento vocal caracterizado por el amplio registro medio con notas altas bien definidas"

El elenco estuvo encabezado por la soprano cordobesa Auxiliadora Toledano como Doña Francisquita (ver entrevista en este enlace), papel que ya debutara en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, mostrando esta vez total seguridad en lo actoral, además de un sólido instrumento vocal caracterizado por el amplio registro medio con notas agudas bien definidas, tal y como demostró, sobre todo, en la siempre comprometida Canción del ruiseñor. Alejandro del Cerro como Fernando fue otro de los protagonistas de la puesta en escena distinguiéndose por la facilidad y tono acerado de las notas altas. Su interpretación de la romanza «Por el humo se sabe dónde está el fuego» fue otro de los instantes de la velada que no decepcionó.

En este juego de contrastes y equilibrios vocales con el que se ha construido esta producción destacaron también los personajes de Cardona y La Beltrana, defendidos por el tenor Manuel de Diego Pardo y por la mezzo Sandra Ferrández, respectivamente; ambos solistas supieron exprimir las posibilidades actorales de sus respectivos roles, mientras que en lo lírico cabe señalar la actuación de De Diego en el primer acto, mientras que Ferrández fue creciendo en seguridad y apoyo a lo largo de la obra. Sólida la participación de la mezzo levantina Palmira Ferrer, aportando una Doña Francisca cómica en las tablas y correcta en lo vocal. En este mismo sentido discurrió el rol de Don Matías encarnado por el barítono Enric Martínez-Castignani, irreprochable en el desarrollo del papel y solvente en la vertiente canora.  * Alejandro FERNÁNDEZ, corresponsal en Andalucía de ÓPERA ACTUAL