Tirésias y el género en disputa

Valencia

25 / 11 / 2019 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Mamelles Una escena del detallista montaje de Ted Huffman © Palau de Les Arts / Mikel PONCE
Mamelles Una escena del detallista montaje de Ted Huffman © Palau de Les Arts / Mikel PONCE

Palau de Les Arts

Poulenc: LES MAMELLES DE TIRÉSIAS

Laria Stefan, Evgeniya Khomutova, Aida Gimeno, Amber Fasquelle, Joel Williams, Oleh Lebedyev, Omar Lara, Elías Ongay, João Pedro Cabral, Gonzalo Manglano, Max Hochmuth, Vittoriana de Amicis. Dirección: Roger Vignoles. Dirección de escena: Ted Huffman. 19 de noviembre de 2019.

 

Poco a poco la ópera del siglo XX se va normalizando en la programación del Palau de Les Arts, y sus grandes autores van haciendo su particular debut en el teatro valenciano. Ahora le ha llegado el turno a Poulenc. Ha sido el Centre de Perfeccionament Plácido Domingo el que ha puesto en escena Les mamelles de Tirésias en el teatro Martín i Soler.

Se presentó en la reducción para dos pianos que hizo Benjamin Britten en 1958 para interpretarla en su festival de Aldeburg; una reducción que provoca cierta extrañeza al principio pues la riqueza de las líneas orquestales queda difuminada cuando no desvirtuada, pero conforme avanza la ópera va convenciendo cada vez más, especialmente por cómo Britten plasma cierta atmósfera de cabaret o de café que, sin duda, posee esta música, lo cual genera magníficos momentos. Al respecto, hay que aplaudir la excelente labor interpretativa de los pianistas Roger Vignoles y Jorge Giménez. El primero era, además, el responsable musical de estas representaciones.

"En este estreno local destacó especialmente el trabajo con los cantantes a los que se les exigió el máximo a nivel actoral; se movieron en escena como verdaderos profesionales"

La producción firmada por Ted Huffman procede de Aix-en-Provence y Waterloo, y sitúa la acción más o menos en la época en la que se estrenó la obra de teatro que inspiró la ópera a Poulenc (1917).

En este estreno local destacó especialmente el trabajo con los cantantes a los que se les exigió el máximo a nivel actoral y se consiguió; en ese sentido, hay que recordar que en su mayoría son estudiantes del Centre y, sin embargo, se movieron en escena como verdaderos profesionales.

Entre dichos intérpretes hay que subrayar la actuación de Joel Williams como Le Mari, tanto vocalmente como en escena, al igual que la de Larisa Stefan como Thérèse. Se trata de una ópera muy coral sin muchas partes solistas, pero hay que comentar la actuación de Omar Lara como Le Directeur du théâtre, quien tiene encomendado la interpretación del prólogo. El joven cantante lo afrontó con solidez, si bien es cierto que su parte presenta unos abruptos saltos interválicos que complican la interpretación. Cabe señalar que no es música muy propedéutica para un cantante.

La obra logró un importante éxito de público, detalle que contradice la manida idea de que la ópera del siglo XX es difícil de entender. En concreto, esta obra se percibe hoy en día como de absoluta actualidad. Si bien en su momento supuso el pistoletazo de salida del surrealismo, lo cierto es que en la actualidad se parece a un texto queer en el que se cuestiona la normatividad de género.