El alma de 'La Traviata' anida en Mallorca

Inca

10 / 10 / 2022 - Bàrbara DURAN - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
traviata-operaactual-inca (1) Una escena de 'La Traviata' en Inca
traviata-operaactual-inca (1) Una escena de 'La Traviata' en Inca
traviata-operaactual-inca (1) Una escena de 'La Traviata' en Inca

Teatre Principal

Verdi: LA TRAVIATA

Versión semi-escenificada

Maria Casado, José Manuel Sánchez, Lluís Sintes. Francesc Blanco, piano. Dirección musical: Maria Victòria Cortés. Dirección de escénica: Eugenia Corbacho. 9 de octubre de 2022.

Un sofá rojo se ubica en el centro del escenario acompañado de una mesita y del piano. Solamente la proyección del texto ilumina el trasfondo, y es de agradecer esta guía que ayuda a entender la selección realizada de la ópera de Verdi. En este escenario minimalista, casi desnudo, tiene cabida todo el drama de esta Traviata actual: Violetta escribe en WhatsApp sus mensajes que aparecen proyectados. El móvil es estrellado contra el suelo, en un momento de rabia. Pero nada de ello anula la magia de la música de Verdi, ni esconde el drama de cada uno de los personajes.

En esta renovada propuesta, Violetta Valéry enseña sus mensajes en el móvil a Giorgio Germont, que la visita para convencerla de que su amor por Alfredo, su hijo, daña socialmente a su familia con lo que, de seguir en la relación, su hija no podrá casarse con su prometido debido al escándalo. Ambos miran las pantallas de sus móviles, mensajes y fotografías, los documentos de una vida íntima que comparten en un momento difícil. Una trama urdida sobre contextos contemporáneos alimenta esta versión en la cual los recitativos y los elementos musicales de enlace son sustituidos por voces en off que conectan las secciones musicales. Violetta, Alfredo y Giorgio tienen un aspecto contemporáneo, personas que se pueden encontrar en la sociedad de hoy que llevan consigo objetos cotidianos como una maleta que Violetta maneja como metáfora del viaje de una mujer marginal, fuera de las normas sociales. Una maleta que es símbolo del no-hogar, de todas las renuncias que una cortesana como ella tiene que encarar.

"El complejo personaje de Violetta fue encarnado por la voz de María Casado, de matices delicadamente expresivos"

Una versión como esta, de una ópera tan popular, entraña riesgos. Sobre todo, porque los personajes (reducidos al mínimo) quedan prácticamente desnudos en una escenificación sintética; pero también es en un entorno como este donde se pueden percibir las dotes de los intérpretes de manera inmediata. Cabe decir que los protagonistas de esta Ànima de Traviata consiguieron comunicar la esencia de cada uno de los personajes. El complejo personaje de Violetta fue encarnado por María Casado, de voz de matices delicadamente expresivos; José Manuel Sánchez destacó por una interpretación fluida, conectada con la imagen de un joven Alfredo que ama y sacrifica; Lluís Sintes mostró a un padre controlador pero conmovido, sobre todo, por la sensible alma de Violetta.

Si algún elemento se pudo echar de menos fue la presencia tímbrica de la orquesta, que quedó reducida al esqueleto pianístico. En todo caso, el acompañamiento de Francesc Blanco fue impecable por su sincronía total con los cantantes y con un tempo perfecto en la sucesión de arias.  * Bàrbara DURAN, corresponsal en Mallorca de ÓPERA ACTUAL