Dos voces con química; Serena Sáenz y Antoni Lliteres

Barcelona

31 / 10 / 2023 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 3 min.

Print Friendly, PDF & Email
Lliteres Sáenz Antoni Lliteres y Serena Sáenz © AprÒpera / A. BOFILL
Angelov Sáenz Serena Sáenz junto al pianista Stanislav Angelov © AprÒpera / A. BOFILL

Teatre de Sarrià

Recital SERENA SÁENZ Y ANTONI LLITERES

Festival AprÒpera

Obras de Puccini, Verdi, Donizetti, Roig, Sorozábal y Penella. Serena Sáenz (soprano), Antoni Lliteres (tenor) y Stanislav Angelov (piano). 27 de octubre de 2023

La soprano barcelonesa Serena Sáenz y el tenor mallorquín Antoni Lliteres fueron los protagonistas del concierto de clausura del Festival AprÒpera que se ha venido desarrollando desde finales de septiembre tanto en el Conservatori de Sant Cugat como en el Teatre de Sarrià de Barcelona. En éste último Serena Sáenz, Premio ÓPERA ACTUAL a la artista más prometedora del año 2023, era sin duda alguna el reclamo de este recital dada la actual carrera artística de la soprano con compromisos cada vez más importantes como su reciente participación en la Staatsoper de Viena como Lauretta en Gianni Schicchi de Puccini y sus próximos compromisos como Pamina en Berlín o Blonde de El rapto en el Serrallo de nuevo en Viena. Ambos ofrecieron un exigente y popular repertorio operístico y como colofón diversas romanzas y dúos de zarzuela.

El tenor  mallorquín Antoni Lliteres, que canta regularmente en el Teatro de La Zarzuela y en numerosos coliseos principalmente españoles, posee un instrumento de gran belleza y muy destacada emisión capaz de asumir un repertorio de calado con unos agudos bien proyectados y de considerable efecto. Es una lástima que técnicamente le faltase un punto de excelencia para ofrecer un sonido homogéneo en todo el registro. A pesar de ello se lució con una lectura muy elegante de la inicial “La mia Letizia infondere” de I lombardi, demostró la calidad de su instrumento y capacidad para el registro agudo con “La donna è mobile” de Rigoletto y fue muy aplaudido por el público con un contundente “Nesun dorma” de Turandot.

Serena Sáenz inició el recital demostrando desde el inicio que está en un gran momento de forma y excelencia en su muy destacada aria y cabaletta de La Traviata de Verdi. Con Rigoletto ofreció una lectura más emotiva y sensible demostrando su calidad en todo el registro y muy especialmente con unos agilidades muy bien colocadas y afinadas y una emisión muy cuidada y de gran belleza canora. Algo que se vivió de nuevo con una muy sensible interpretación de “O mio babbino caro” de exquisita dicción. Es conocida su afinidad por el baile que expuso con elegancia en su excelente interpretación de la romanza de Cecilia Valdés. Pocos pero bien trabajados fueron los dúos con Lliteres demostrando una gran afinidad entre ambos artistas y una excelente química tanto a nivel actoral como vocal, especialmente el de L’elisir d’amore y el siempre impactante de El gato montés de Penella. Por su parte el tenor dejó un “¡No puede ser!” de muchos quilates en su haber, destacando también por la autoridad y señorío de su interpretación del torero. Ambos contaron con la solvencia y exquisitez del renombrado pianista Stanislav Angelov, destacando la relevancia de todo el repertorio y de la zarzuela. Además tuvo dos exigentes y aplaudidos solos de piano dedicados al Rigoletto de Verdi y a una de las piezas de la Iberia de Albéniz. Un recital que estuvo dedicado a la memoria del profesor, crítico y Presidente-Fundador de esta revista Roger Alier, quien presentó numerosos conciertos y óperas en este mismo teatro en numerosas ocasiones.