Cuando la zarzuela se toma en serio

Sabadell

27 / 11 / 2023 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
francisquita sabadell La producción de Rita Cosentino de 'Doña Francisquita' © FOC / Antoni BOFILL
francisquita sabadell Ruth Terán y Enrique Ferrer, pareja protagonista de 'Doña Francisquita' © FOC / Antoni BOFILL
francisquita sabadell La producción de Rita Cosentino de 'Doña Francisquita' © FOC / Antoni BOFILL

Fundació Òpera a Catalunya

Vives: DOÑA FRANCISQUITA

Nueva producción

Ruth Terán, Enrique Ferrer, Laura Vila, Vicenç Esteve, Yolanda Valero. Dirección musical: Miquel Ortega. Dirección de escena: Rita Cosentino. Teatre La Faràndula, 25 de noviembre de 2023.

El regreso del género castizo a las temporadas del circuito Òpera a Catalunya, tras una ausencia que ya se hacía notar, se hizo por todo lo alto con una versión sin cortes de Doña Francisquita, con ritmo adecuado en la vertiente musical y una concepción escénica dinámica que valoraron el trabajo bien hecho. Si al final pudo dar la impresión de que hizo falta un poco más de sal y pimienta, ello no fue óbice para dar la dimensión exacta de esta obra maestra que en agosto cumplió nada menos que 100 años.

Miquel Ortega ofició desde el podio una lectura concienzuda al frente de una orquesta que a veces dio la sensación de tocar un poco en sordina, pero que acabó funcionando, y de un coro que se distinguió sobremanera en la distribución de los planos vocales y lo cuidado de la dicción. La dirección escénica de la regista argentina Rita Cosentino tuvo un buen enfoque en la utilización del vestuario poco convencional de Gabriela Hilario y en el sustrato de ese Madrid en miniatura que, si propició momentos felices en la iluminación y en el tratamiento del interno de Don Matías, en el tercer acto tuvo el inconveniente de limitar un tanto los ambientes escenográficos. Se notó la necesidad de pasar al primer plano tanto el interior de la morada de la viuda de Coronado, como el merendero del Canal o la taberna de Cuchilleros, donde brillaron los bailarines en el Fandango, resarciéndose de unas participaciones adicionales de escaso interés.

"Ruth Terán supo superar los problemas de un amago de estridencia en sus primeras frases con una línea de canto y un fraseo excelentes"

En el elenco vocal pudieron lucirse en la pareja protagonista una Ruth Terán que supo superar los problemas de un amago de estridencia en sus primeras frases con una línea de canto y un fraseo excelentes, y un Enrique Ferrer algo trabajoso en algún momento, pero firme en toda la extensión de la tesitura. Muy bien en toda la gama la Beltrana de Laura Vila, a la que un poco más de proyección haría tocar la perfección, y cómodo en lo vocal y en lo escénico el Cardona de Vicenç Esteve. Pese a la indisposición que hizo anunciar, Enric Martínez-Castignani confirmó sus condiciones de actor y consiguió dar la debida autoridad a su admonición a Lorenzo Pérez, un Quim Cornet tan correcto como el resto del reparto, que cerraba el frescor vocal de Marc Sala en los personajes que le habían sido encomendados.  * Marcelo CERVELLÓ, crítico de ÓPERA ACTUAL