Cuando el amor se hace sentir

Barcelona

19 / 06 / 2021 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
la scala di seta barcelona / operaactual.com Una escena de la última ópera en Barcelona del Festival Rossini © Barcelona Rossini Festival / Antoni BOFILL
la scala di seta barcelona / operaactual.com Una escena de la última ópera en Barcelona del Festival Rossini © Barcelona Rossini Festival / Antoni BOFILL
la scala di seta barcelona / operaactual.com Una escena de la última ópera en Barcelona del Festival Rossini © Barcelona Rossini Festival / Antoni BOFILL

Barcelona Rossini Festival

Rossini: LA SCALA DI SETA

Irene Mas, Helena  Ressurreiçao, Jorge Franco, Carles Pachón, Jan Antem, Elias Ongay. Dirección musical: Assunto Nese.  Dirección de escena: Anna Ponces. Teatre Romea, 17 de junio de 2021.

Se apunta el concepto en la stretta del finale de esta irrefrenable farsa comica rossiniana: Cuando se hace sentir el amor, su poder arrasa con todo. Este espectáculo, al que precedió un saludo de bienvenida de su padre espiritual Raúl Giménez y la suculenta presentación de Roger Alier, demostraría desde el primer momento que era el fruto de un acto de amor. La ágil y   bien puntuada puesta en escena de Anna Ponces, en la que solamente sobraría un excesivo movimiento en el vestuario y un ligero toque sexy ciertamente prescindible, hizo circular a los personajes con buen criterio y acertó a superar sin dificultades las trampas escénicas de un montaje tradicional, facilitando el trabajo de un elenco vocal de nivel absoluto.

"Irene Mas (Giulia) ofreció en todo momento un canto bien modulado que solo un volumen un tanto limitado impidió que sonase en toda su extensión, mientras Helena Ressurreiçao daba vida a una muy expresiva Lucilla de vocalidad muy apreciable"

El gran trabajo del maestro Assunto Nese al frente de la orquesta fue un factor decisivo para el lucimiento de los intérpretes. Irene Mas (Giulia) ofreció en todo momento un canto bien modulado que solo un volumen un tanto limitado impidió que sonase en toda su extensión, mientras Helena Ressurreiçao daba vida a una muy expresiva Lucilla de vocalidad muy apreciable. El mejor estilo rossiniano pudo reconocerse en la muy cuidada emisión del tenor Jorge Franco, correspondiendo la mayor simpatía escénica y el canto más expansivo a un Carles Pachón de autoridad indiscutible, aunque en algún momento se apoyó en una emisión un tanto estentórea poco indicada para un bufo. Jan Antem, que hizo anunciar una ligera indisposición que no llegaría a advertirse, hizo gala de un fraseo impoluto y se lució en “Le  femmine d’Italia”, una interpolación de la posterior Italiana in Algeri que venía a compensar al personaje por la ausencia en la obra para él de aria propiamente dicha. Elias Ongay completó  con eficacia un reparto de nivel.

El entusiasmo del público al término de la representación fue una demostración más de que el amor con amor se paga. FOCUS y el Teatro Romea pueden sentirse legítimamente orgullosos del éxito de este Festival Rossini, un hito para la vocación lírica de Barcelona.  * Marcelo CERVELLÓ, corresponsal en Barcelona de ÓPERA ACTUAL