La magia del 'Così' de Jacobs

Las Palmas de Gran Canaria

24 / 07 / 2021 - Cayetano SÁNCHEZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
così fan tutte las palmas / operaactual.com René Jacobs al frente de la Orquesta Barroca de Friburgo © Festival de Música de Canarias
così fan tutte las palmas / operaactual.com Una momento del concierto sin escenificar de 'Così fan tutte' © Festival de Música de Canarias
così fan tutte las palmas / operaactual.com Sunhae Im como Despina © Festival de Música de Canarias

Festival de Música de Canarias

Mozart: COSÌ FAN TUTTE

Versión de concierto

Sunhae Im, Olivia Vermeulen, Arttu Kataja, Mark Milhofer, Camilla Tilling. Marcos Fink. Orquesta Barroca de Friburgo. Coro de Cámara Ainur. Dirección: René Jacobs. Auditorio Alfredo Kraus, 18 de julio de 2021.

El toque lírico de este 37º Festival de Música de Canarias vino de la mano del director belga René Jacobs en su regreso a esta cita 20 años después. Su triunfal retorno lo hizo con la versión que de Così fan tutte realizara en la década de los noventa, un visión muy personal que fue muy criticada en su estreno. Hoy día resulta incuestionable. Desde el podio, cómodamente sentado, Jacobs dirigió a la Orquesta Barroca de Friburgo, una formación que en sus más de 30 años de historia ya es toda una referencia en la interpretación historicista.

Ante ella desgranó su visión mozartiana embelleciendo la línea vocal con un mayor cuidado del dramatismo y de los números de conjunto, además de dividirla en dos actos. Apasionado y con tensión marcó los tiempos del conjunto con un resultado sublime. Imposible que así no fuera con unos músicos más que excelentes.

"Lejos de las siempre temidas versión concierto, la función contó con acertados movimientos de escena y guiños que la acercaban más al espectador"

Para los solistas se rodeó de un elenco seleccionado por él mismo entre sus predilectos. Entre ellos no podía faltar su actual voz fetiche, la soprano surcoreana Sunhae Im, a la que encomendó el personaje de Despina, la enredadora criada, que estuvo increíblemente prodigiosa en todos los registros, así como en sus dotes de actriz. Se entiende perfectamente la pasión de Jacobs. Igualmente loable el resto del reparto, tanto por sus adecuadas voces para este repertorio como por su presencia en escena: la mezzosoprano Olivia Vermeulen, la soprano Camilla Tilling, el tenor Mark Milhofer y el barítono Arttu Kataja, todas voces jóvenes que se unieron a la veteranía del bajo barítono Marcos Fink. Igualmente brillante en sus intervenciones el grancanario Coro de Cámara Ainur, dirigido por Mariola Rodríguez.

Lejos de las siempre temidas versión concierto, la función contó con acertados movimientos de escena y guiños que la acercaban más al espectador y que estuvo cautivado durante más de tres de música. Un breve paro técnico permitió salir a una minoría a los servicios… Nadie abandonó el Auditorio, señal inequívoca de que el espectáculo era merecedor del sacrificio de la inmovilidad. Los aplausos y ovaciones lo certificaron.  * Cayetano SÁNCHEZ, corresponsal en Las Palmas de Gran Canaria de ÓEPRA ACTUAL