Barcelona: Celebraciones y experiencias

15 / 07 / 2019 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Aplausos finales de estas selecciones de 'La Bohème' en el Palau © JONC
Prueba de sonido de 'La Bohème' con los solistas y la JONC © JONC

Palau de la Música Catalana

Puccini: LA BOHÈME

Selecciones en versión de concierto

Violeta Alarcón, Antoni Lliteres, Marta Bauzà, Guillem Batllori, Ferran Albrich, Xavier Casademont, Josep Ramon Cleves, Roger Casanova. Joven Orquesta Nacional de Catalunya (JONC). Director: Manel Valdivieso.  12 de julio de 2019.

La Joven Orquesta Nacional de Catalunya (JONC) ha cumplido ya 25 años desde su fundación y lo ha hecho con una salud envidiable. Para celebrarlo ha decidido hacer realidad el sueño de hincarle el diente al género operístico. Lo ha hecho ofreciendo en el Palau de la Música Catalana –dentro del ciclo Verano en el Palau– una versión de La Bohème notable por más de un concepto. No podía serlo la versión ofrecida, en forma de concierto y podada para obviar la ausencia de los coros, con unos mínimos aportes escénicos que no desaprovecharon la ocasión para incurrir en algún error infantil –un recibo con pretensiones de haber sido pagado nunca se hace añicos a las primeras de cambio–, pero sí lo fue por la preparación musical y el rendimiento de la orquesta, razones por las que debe considerarse a Manel Valdivieso, su director, el verdadero triunfador de la jornada

La situación de los solistas de canto en el hemiciclo, un tanto anárquica, y las breves intervenciones dialogadas en off que antecedían a los actos resultaron más molestas que útiles. De entre los cantantes que integraban el reparto, procedentes de la primera cosecha de la Academia de Ópera de la JONC, se hicieron notar el tenor Antoni Lliteres, una voz de timbre atractivo y proyección notable que hará mejor efecto cuando alcance una mayor homogeneidad en el fraseo, y la soprano Violeta Alarcón, de volumen limitado pero con una línea de canto de gran pureza. Marta Bauzà fue una Musetta desenvuelta y con la dosis justa de estridencia, mientras los dos barítonos que se repartían el Marcello, Guillem Batllori y Ferran Albrich, mostraron atención musical pero en ambos casos la voz se quedaba atrás al enfocar el registro superior. Para el resto del cast rivalizaron en buenos propósitos Xavier Casademont, Josep Ramon Cleves y Roger Casanova. Pudo pedirse algo más de todos ellos.