Baden-Baden: El naufragio de Otello

13 / 04 / 2019 - Francisco J. CABRERA - Tiempo de lectura: 3 minutos

Las repetitivas puestas en escena de Wilson perjudicaron el montaje de este 'Otello' que no se salvó ni siquiera por las voces protagonistas de Yoncheva y Skelton © Festspielehaus Baden Baden / Lucie JANSCH
Las repetitivas puestas en escena de Wilson perjudicaron el montaje de este 'Otello' que no se salvó ni siquiera por las voces protagonistas de Yoncheva y Skelton © Festspielehaus Baden Baden / Lucie JANSCH
Las repetitivas puestas en escena de Wilson perjudicaron el montaje de este 'Otello' que no se salvó ni siquiera por las voces protagonistas de Yoncheva y Skelton © Festspielehaus Baden Baden / Lucie JANSCH
Las repetitivas puestas en escena de Wilson perjudicaron el montaje de este 'Otello' que no se salvó ni siquiera por las voces protagonistas de Yoncheva y Skelton © Festspielehaus Baden Baden / Lucie JANSCH

Festspielhaus Baden-Baden

Verdi OTELLO

Stuart Skelton, Sonya Yoncheva, Vladimir Stoyanov, Anna Malavasi, Francesco Demuro, Gregory Bonfatti, Federico Sacchi, Giovanni Furlanetto, Mathias Tönges. Dirección: Zubin Mehta. Dirección de escena: Robert Wilson. 13 de abril de 2019.

Cualquier amante de la ópera sabe a qué atenerse cuando presencia una producción de Robert Wilson: un trabajo detallista en la iluminación –con un azul omnipresente– y ese hieratismo tan suyo en el trabajo escénico de los cantantes. El problema es que cuando se asiste a una de sus producciones la siguiente ya no causa sorpresa ni da esa impresión de originalidad. En su nueva producción del Otello verdiano, la propuesta del regista estadounidense hizo aguas por todos lados; ese estatismo que puede funcionar en Madama Butterfly o incluso en Aida está completamente fuera de lugar en una ópera en la que la pasión y los celos son el motor de la historia. El resultado fue una función en la que el drama brilló por su ausencia. Hubo además detalles sin sentido alguno, como poner de fondo en el segundo acto los arcos de la mezquita de Córdoba o mostrar un elefante muriendo justo antes de empezar la representación. Las luces de neón resultaron asimismo bastante desagradables. El público del Festspielhaus, normalmente conservador y siempre muy educado, saludó al regista y a su equipo con un sonoro abucheo.

Zubin Mehta pareció dejarse contagiar por el letargo escénico y su dirección resultó detallista pero lenta. Por supuesto, la Filarmónica de Berlín suena como los ángeles en todas circunstancias, y añadiendo que el Philharmonia Chor Wien y el coro de niños del Pädagogium Baden-Baden resultaron excelentes, se puede concluir que el apartado musical cubrió las expectativas del públco, que regaló al veterano director una calurosa ovación que seguro premiaba no solo su trabajo, sino también su larga y fructífera carrera.

© Festspielehaus Baden Baden / Lucie JANSCH

Ni la Desdemona Sonya Yoncheva ni el Otello de Stuart Skelton estuvieron a la altura de la partitura de Verdi

El apartado vocal fue harina de otro costal. De todos los cantantes, la única perteneciente al star-system operístico era Sonya Yoncheva; su voz es magnífica, de eso no cabe duda, pero su Desdemona palideció y a sus agudos demasiado cautelosos se sumaron problemas de afinación en los pianissimi. Mucho peor estuvo Stuart Skelton, especialista en el repertorio wagneriano, quien naufragó completamente en el rol titular: el tenor australiano posee el volumen y la stamina necesaria para el papel, pero la terrible tesitura resultó demasiado aguda para su robusto y baritonal instrumento. Los momentos líricos le quedaron grandes y ni siquiera supo dar al papel relevancia dramática alguna. Vladimir Stoyanov fue el mejor de los tres solistas, vocalmente adecuado al rol pese a unos agudos a los que se les hubiera podido pedir más brillo y volumen, especialmente en el Credo. Francesco Demuro fue un correcto Cassio y el resto de comprimarios no desmerecieron.

PALABRAS CLAVE

Anna Malavasi Baden-Baden Crítica Internacional Federico Sacchi Festspielhaus Baden-Baden Francesco Demuro Francisco J. Cabrera Giovanni Furlanetto Gregory Bonfatti Mathias Tönges Otello Robert Wilson Sonya Yoncheva Stuart Skelton Verdi Vladimir Stoyanov Zubin Mehta