Amor sobre una alfombra de piedras

Valencia

05 / 03 / 2024 - César RUS - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
orfeo valencia La producción de 'Orfeo ed Euridice' de Robert Carsen © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE
orfeo valencia La producción de 'Orfeo ed Euridice' de Robert Carsen © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE
orfeo valencia Carlo Vistoli como Orfeo © Palau de Les Arts / Miguel LORENZO & Mikel PONCE

Palau de Les Arts

Gluck: ORFEO ED EURIDICE

Carlo Vistoli, Francesca Aspromonte, Elena Galitskaya. Cor de la Generalitat. Orquesta de la Comunitat. Dirección de escena: Robert Carsen. Dirección musical: Gianluca Capuano. 3 de marzo de 2024

Que un título tan capital como Orfeo ed Euridice todavía no se hubiese interpretado en el Palau de Les Arts se debe a la juventud del teatro: 19 años. Es cierto que ha programado obras que se pueden considerar rarezas antes esta célebre ópera de Gluck, pero lo cierto es que las temporadas ponderan muchos elementos y no solo siguiendo una voluntad enciclopédica.

En este caso se llevó a escena la excelente producción de Robert Carsen (ver previa en este enlace); el director de escena tiene la peculiaridad de desarrollar en su carrera distintos lenguajes, como actualizaciones o recontextualizaciones (Rosenkavalier, Tosca, Teatralogía…), pero, sin duda, es cuando opta por la desnudez y el minimalismo cuando logra los mayores consensos en las audiencias (Elektra, Katia Kabanová, Oneguin…); tal es el caso de este Orfeo ed Euridice en el que el director recurre a un escenario desnudo cubierto por una alfombra de piedras; jugando con el movimiento escénico de cantantes y coro, así como con la iluminación, los contraluces y sombras, logra un espectáculo conmovedor, delicado, elegante y espiritual. Resulta especialmente evocadora la forma de trabajar con el coro recurriendo eventualmente a los movimientos en círculo y evocando así una escena del teatro griego; de esa manera, parece remitirnos al mundo griego y al origen de un mito que está en la raíz misma de la creación del teatro occidental. Carsen no ha trabajado en esta reposición que ya se pudo ver en París, Roma y Toronto, ya que aquí fue dirigida por Christophe Gayral.

"Carlo Vistoli (Orfeo) destacó especialmente por la calidad tímbrica de su aterciopelado timbre especialmente rico y natural en el centro

Desde el punto de vista vocal, Carlo Vistoli fue un gran protagonista como Orfeo; el contratenor es uno de los referentes en su cuerda en la actualidad y destacó especialmente por la calidad tímbrica de su aterciopelado timbre, especialmente rico y natural en el centro. Pero, además, desde el punto de vista estilístico estuvo impecable, con un fraseo exquisito y un dominio absoluto de los recursos encontrando el color adecuado para expresar cada uno de los afectos que recoge la obra. Sus compañeras femeninas no terminaron de irle a la zaga, ya que Francesca Aspromonte encarnó convincentemente a Euridice tanto escénica como vocalmente, pero pasó alguna dificultad en el agudo. Por su parte, Elena Galitskaya sedujo especialmente por su desenvoltura escénica como Amore, si bien la voz, de indudable belleza, no tiene una proyección destacable.

Gianluca Capuano logró de la Orquesta de la Comunitat flexibilidad, precisión y claridad, además de un excelente estilo interpretativo con criterios historicistas. Por su parte, el Cor de la Generalitat, cuarto protagonista de la ópera, destacó por el trabajo de las dinámicas y la expresividad.  * César RUS, corresponsal en Valencia de ÓPERA ACTUAL