Amor declinado, amor en pasarela

Málaga

16 / 10 / 2023 - Alejandro FERNÁNDEZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
diana perez malaga Una escena del estreno absoluto de 'MetAMORfosis' en Málaga © Luis G. MARÍN
diana perez malaga Una escena del estreno absoluto de 'MetAMORfosis' en Málaga © Luis G. MARÍN
diana perez malaga Una escena del estreno absoluto de 'MetAMORfosis' en Málaga © Luis G. MARÍN

Auditorio Edgar Neville

Diana Pérez Custodio: METAMORFOSIS

Estreno absoluto

María Calvo, Manuel Ruiz, Alicia Molina, José Antonio Ariza, Alicia Naranjo, Julio Nomdedeu. Dirección musical: Diana Pérez Custodio. Dirección de escena: Juan Dolores Caballero. 14 de octubre de 2023.

El Auditorio Edgar Neville de Málaga transmutó en pasarela de desfile para el estreno de MetAMORfosis, cuarto trabajo operístico de la compositora y catedrática de composición del Conservatorio Superior de Salamanca Diana Pérez Custodio. Tras Trilogía 1 (2003-2007), la experiencia acumulada y el interés por la concurrencia multidisciplinar de su nuevo título avanza un trabajo operístico maduro sobre la idea de arte total, donde el auditorio asume una doble faceta oyente-público de una serie de desfiles de ópera de pasarela, como la denomina la autora.

Si en el formato tradicional de la puesta en escena cada plano es tratado de forma singular, Pérez Custodio lo asume como parte esencial en la concepción de la propia ópera. Así, el vestuario ideado por Pablo Árbol constriñe y condiciona premeditadamente el trabajo vocal del reparto, al inicio mostrando la negación de la desnudez humana deformada y ridícula por la opresión de corpiños y fajas, para evolucionar hacia propuestas en paralelo al desarrollo dramático de MetAMORfosis.

La dirección escénica de Juan Dolores Caballero incide precisamente sobre estos preceptos transformando la escena en distintas pasarelas —de hecho las escenas son consideradas desfiles— convirtiendo los tres actos que estructuran MetAMORfosis en una sucesión de estados obligando a un continuo posicionamiento del espectador. Para Dolores Caballero la luz avanza desde los colores neutros hacia el borde de la tensión ofrecida por la intensidad de la luz cálida, entendiendo la pasarela no solo como un espacio físico sino también emocional en constante movimiento.

"Del plano vocal destaca la milimétrica exigencia técnica y actoral de los solistas, comenzando por el dúo formado por la mezzo Alicia Naranjo que posee un sólido registro medio y el revelador plano bajo defendido por Julio Nomdedeu"

En lo puramente musical, Pérez Custodio parte de tres elementos entrelazados, como agrupar el sexto vocal protagonista en dúos asociados a los tiempos, futuro, presente y pasado, a los que asigna un instrumento catalizador de las emociones contenidas a las que referencia cada modo verbal; la flauta de pico al futuro; el clarinete bajo al presente y las notas del trombón bajo al pasado interactuando además con los personajes. La manipulación electroacústica determinó la necesidad de la amplificación de las voces frente a un plano natural que hubiese sido deseable además del protagonismo asociado a las artes visuales tan presentes en el catálogo de la autora.

Del plano vocal destaca la milimétrica exigencia técnica y actoral de los solistas, comenzando por el dúo formado por la mezzo Alicia Naranjo que posee un sólido registro medio y el revelador plano grave defendido por Julio Nomdedeu. El barítono José Antonio Ariza y la soprano Alicia Molina asumieron el presente, destacando especialmente el dúo más comprometido de toda la obra para finalizar por la figura del futuro encarnado por el interesante instrumento del contratenor Manuel Ruiz y la altura vocal de la soprano María Calvo* Alejandro FERNÁNDEZ, corresponsal en Málaga de ÓPERA ACTUAL