CRÍTICAS

CD, DVD, Libros

Alma Mahler, mujer libre y compositora a la sombra

Película

23 / 01 / 2024 - Aniol COSTA-PAU - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
alma mahler Fotograma de la película 'Alma & Oskar', sobre Alma Mahler © Filmin

BERNER, Dieter

Alma Mahler, la pasión

Disponible en Filmin

Emily Cox, Valentin Postlmayr, Anton von Lucke, Tatiana Pauhofová. Dirección: Berner Dieter. 88 min. 2022.

Tras un breve paso por las salas de cine españolas, la película Alma & Oskar (Alma Mahler, la pasión, en castellano), del director austríaco Dieter Berner, ya se encuentra disponible en la plataforma cinéfila Filmin. Se trata de un biopic sobre la pianista y compositora Alma Mahler (ver Historia de la ópera XLIII en este enlace), mujer y musa de Gustav Mahler, de la cual hoy en día solo prevalecen 16 Lieder, relativamente habituales en los programas actuales de voz y piano. La película se centra en la apasionada y turbulenta relación de amor que mantuvo la joven artista con el pintor Oskar Kokoschka, enfant terrible de la escena cultural germánica de principios del siglo XX, después de la muerte de Mahler. La actriz Emily Cox da vida a la compositora, mientras que Valentin Postlmayr interpreta al particular pintor; ambos están magníficos en su labor en pantalla.

La narración no profundiza en la relación matrimonial de la protagonista con el famoso compositor de La canción de la Tierra, 19 años mayor que ella, sino en la vida sentimental de la joven justo después de quedarse viuda. Según los estudios históricos, Alma no pudo desarrollar al máximo su carrera musical como compositora por culpa de la intromisión de Gustav Mahler, que nunca quiso que su esposa le robara protagonismo. En Alma & Oskar, sin embargo, esta tensión no aparece en escena y, con la muerte del compositor, Alma experimenta un gran alivio que, más que liberarla en términos creativos, le permite dar rienda suelta a su pasión sexual.

Así, en su condición de viuda es cuando Alma Mahler conoce al pintor Oskar Kokoschka, seducida por sus cuadros expresionistas y por sus ideas rompedoras sobre el futuro del arte. La compositora se presta a ser pintada para uno de sus retratos y, en esta clásica dialéctica entre musa y pintor, se fragua la pulsión entre ambos, rápidamente consumada. A partir de aquí empieza una relación desenfrenada y tumultuosa, fundamentada tanto desde el deseo puramente carnal, como desde la admiración mutua entre dos intelectuales de la vanguardia del siglo XX. El romance pasa por momentos de amor ardiente, pero también por infidelidades, disputas de egos, celos, odio y locura, hasta la muerte final.

"La obra del Kokoschka se funde con su vida privada, haciéndose indistinguible una de la otra, mientras que, para Alma Mahler, la música parece desconectada de su manera de vivir el amor"

Desde un punto de vista emocional, es claramente Alma Mahler, quien, con su carácter liberado, moderno e instintivo, lleva las riendas de la relación, sometiendo a su antojo a Oskar que, incapaz de dominarla, acaba perdiendo el juicio. Ahora bien, desde el punto de vista artístico, es justamente Oskar quien encuentra en la relación una inspiración para sus cuadros y una fuente emocional para fluir con el pincel. La obra del pintor se funde con su vida privada, haciéndose indistinguible una de la otra, mientras que, para Alma Mahler, la música parece desconectada de su manera de vivir el amor. En otras palabras, viendo Alma & Oskar, el espectador podrá conocer las pinceladas de la obra que firmó Kokoschka, pero tendrá poquísimas pistas sobre cuáles eran los gustos, tendencias y elementos estéticos de las composiciones que imaginaba la viuda de Gustav Mahler, de quien apenas suenan cuatro notas de uno de sus Lieder.

Por lo tanto, la película, desde un punto de vista cinematográfico, funciona perfectamente como una historia de amor bohemio, pero, desde la perspectiva estrictamente musical, la propuesta cojea por dar más protagonismo a las pinturas del hombre que a las partituras de la mujer. Y es una pena, puesto que no solo sitúa la obra de Alma a la sombra de la de Gustav Mahler, sino también a la de Kokoschka. * Aniol COSTA-PAU, crítico de ÓPERA ACTUAL