Aleksandra Kurzak: DESIRE

CD

01 / 09 / 2020 - Aniol COSTA-PAU - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
kurzak

KURZAK, Aleksandra

Desire

Selección ÓPERA ACTUAL

Obras de Verdi, Cilea, Puccini, Bizet, Leoncavallo, Dvorák, Moniuszko y Chaikovsky. Morphing Chamber Orchestra. Dirección: Frédéric Chaslin. Sony B084Z42C4R. 1 CD. 2020.

El filósofo Arthur Schopenhauer revindicaba la música como un arte especialmente poderoso, porque no solo puede transmitir un objeto de deseo concreto y determinado, sino que es capaz de expresar el propio acto de desear. La música, pues, se revela como expresión misma del deseo incesante que mueve el mundo. Sin hacer referencia explícita a esta concepción filosófica, en el disco de Aleksandra Kurzak resuena y se confirma esta convicción, puesto que la soprano polaca presenta una selección de arias tardo-románticas con el deseo como motor conductor. Fragmentos de personajes míticos de finales del siglo XIX como la Micaëla de Carmen de Bizet, que oculta un amor pasado e imposible por Don José en su “C’est des contrabandiers”; o los roles verdianos de Leonora (Il Trovatore), Elvira (Ernani) y Elena (I vespri siciliani), amantes rechazadas y sufridas; o también mujeres rebeldes y violentadas, como Rusalka o Madama Butterfly.

"Kurzak luce una voz madura y cuidada, minuciosamente controlada en los pianissimi y nunca estridente en los agudos, que pule con finura y vibra con expresión"

Además, la pulsión ferviente no solo mueve el carácter y las notas de estos personajes, sino que está en la propia relación de la soprano con estas protagonistas: la cantante explica que de pequeña soñaba –y deseaba– interpretar estos roles que han marcado sus 20 años de carrera, sintetizada en esta magnífica selección. En cada uno de los fragmentos, Kurzak luce una voz madura y cuidada, minuciosamente controlada en los pianissimi y nunca estridente en los agudos, que pule con finura y vibra con expresión. Brilla especialmente su melancólica e impetuosa Tosca y acierta en todos los registros de la imponente Butterfly, sin olvidar la deliciosa Nedda de Pagliacci, con la que ya sedujo al Liceu el pasado diciembre (Crítica ÓA).

Comprar: