80º aniversario del debut de Victoria de los Ángeles en el Palau de la Música Catalana

Barcelona

18 / 01 / 2024 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
Pedro Pardo Pedro Pardo dirigiendo a la OSVA junto al busto de Victoria de los Ángeles © Palau de la Música Catalana
Palau Pachón Carles Pachón © Palau de la Música Catalana
Palau Seró Montserrat Seró © Palau de la Música Catalana

Palau de la Música Catalana

Homenaje a Victoria de los Ángeles

80º aniversario del debut oficial de la cantante en el Palau de la Música Catalana

Obras de Granados, Mompou, Toldrà, García Morante, Rodrigo y Montsalvatge. Montserrat Serò, Mercedes Gancedo, Belén García Burgos y Violeta Alarcón (sopranos) y Carles Pachón (barítono). Orquesta Sinfónica Victoria de los Ángeles (OSVA). Dirección musical: Pedro Pardo. 16 de enero de 2024.

El 19 de mayo de 1944 el Palau de la Música catalana acogió el debut oficial de una entonces jovencísima cantante barcelonesa, Victoria de los Ángeles en un concierto de Cultura Musical, una entidad presidida por el pianista y pedagogo catalán Frank Marshall, en el que en la tercera parte del mismo la joven soprano de 20 años, acompañada del pianista Pere Vallribera, interpretó canciones de Falla, Granados, Toldrà, Rodrigo, Turina y Mompou. De este último ofreció el estreno público de «Damunt de tu només les flors», canción que posteriormente formaría parte del ciclo Combat del somni.

Con motivo de este homenaje el Palau de la Música Catalana, en el año del centenario del nacimiento de la soprano barcelonesa y en colaboración con la Fundación Victoria de los Ángeles, ha querido también conmemorar el 80º aniversario del debut en sociedad de la cantante, precisamente en el escenario modernista. Por ello una serie de jóvenes cantantes han ofrecido este programa inspirado en la tercera parte de aquel lejano concierto que dio a conocer al mundo a la gran soprano catalana.

El programa incluyó diversos ciclos de canciones que en esta doble conmemoración estuvo acompañada por  la Orquesta Sinfónica Victoria de los Ángeles (OSVA) dirigida por el pianista, compositor y director musical y de coro Pedro Pardo, quien intentó llevar a buen puerto una mayoría de obras pensadas para estar acompañadas al piano. En las primera pieza de Granados, «Quejas o la Maja y el Ruiseñor» de la ópera Goyescas, se pudo disfrutar de la excelente soprano Montserrat Serò, de gran musicalidad, perfecta dicción y una efectiva expresividad en una obra que requiere de consolidada sutileza para dar realce a la preciosista partitura; ella misma ofreció al cierre de la primera parte Maig de Toldrà. Estuvo bien acompañada por la OSVA a pesar de que se notó que la formación orquestal todavía requiere de un mayor bagaje para asumir piezas donde la exquisitez, los detalles y la perfecta conjunción deben ser primordiales.

A causa de una indisposición de la soprano Mercedes Gancedo hubo de suspender su participación en la primera parte del concierto, lo que permitió que dos jóvenes sopranos provenientes del programa de becas y apoyo al talento joven de la Fundación Victoria de los Ángeles asumiesen los ciclos de canciones de Mompou y Toldrà. La primera de ellas, Violeta Alarcón, ofreció una interpretación algo vacilante y tímida de El combat del somni del primero, pero poco a poco fue demostrando su cuidada emisión, interesante expresividad y talento que sin duda posee. La segunda, Belén García Burgos, ofreció un instrumento delicado y sentido en el interesante ciclo A l’ombra del lledoner de Toldrà, aunque también le faltó algo más de aplomo e intensidad que seguro irá asumiendo con el tiempo.

Palau Gancedo Mercedes Gancedo © Palau de la Música Catalana
Palau Burgos Pedro Pardo (Director) y Violeta Alarcón (soprano) © Palau de la Música Catalana
Palau Alarcón Pedro Pardo (Director) y Belén García Burgos (soprano) © Palau de la Música Catalana

La segunda parte tomó mayor prestancia si cabe con la excelente participación del barítono Carles Pachón, un intérprete afincado en Berlín y con una incipiente carrera internacional que demostró con excelencia sus dotes para el repertorio de canción. Exquisita musicalidad, dicción pluscuamperfecta y una gran capacidad expresiva para dar la intención perfecta a cada una de las siete Canciones populares catalanas instrumentadas por Manuel García Morante, la delicada El cant dels ocells, la más temperamental El mariner o las emotivas canciones de navidad, pero especialmente interesante, por la amplitud de la emisión, la redondez del timbre y la expresividad resultó La dama de Aragó.

Montserrat Serò finalizó su participación con el Tríptico de Mossen Cinto del valenciano Joaquín Rodrigo, con tres piezas de gran vistosidad orquestal en las que volvió a demostrar su calidad interpretativa y su perfecta dicción.

Finalizó el programa oficial con las Cinco canciones negras de Montsalvatge que quiso cantar la excelente intérprete de Lied y canción Mercedes Gancedo. Una lástima que se corroborase su deficiente estado de salud ofreciendo una reducida parte de las excelentes cualidades vocales e interpretativas de la soprano argentina, en una obras tan reconocidas y bellas de Montsalvatge en las que la OSVA no acertó a acompañar con la excelencia requerida, especialmente en las cuerdas y metales.

Un concierto de homenaje a Victoria de los Ángeles muy sentido y aplaudido por el numeroso público asistente que finalizó con una única propina, «Die Forelle», «La trucha», de Schubert, cantada en catalán a cinco voces por todos los cantantes del concierto en recuerdo de una actuación de una Victoria niña de ocho años frente a Francesc Macià en una visita oficia del político catalán al colegio en el que estudiaba la futura soprano, tal y como explicó el director musical del espectáculo. * Fernando SANS RIVIÈRE, director de ÓPERA ACTUAL