MI VERSIÓN FAVORITA

La ópera del compositor barroco podrá escucharse este mes en el Real y el Liceu. Y nuestros expertos coinciden en recomendar la versión de Minkowski. pleno total.
 
ÓPERA ACTUAL 211
(MARZO 2018)
 
A.S. Von Otter, L. Dawson, E. Podles, V. Cangemi, R. Croft, D. Sedov. Musiciens du Louvre Dir.: M. Minkowski. Archiv Production 457271-2. 3 Cd. 1997.
 
Con la aparición de esta suntuosa versión discográfica, conducida desde el podio por un preciso e inspirado Marc Minkowski al frente de sus Musiciens du Louvre, desapareció toda posible competencia. Un sonido de gran nitidez y una óptima presentación, con un libreto que incluía el texto en el idioma original, servían de marco a un reparto sencillamente perfecto que llegó a dejar fuera de juego incluso al que, con Raymond Leppard al frente, alineaba a unas refulgentes Edith Mathis y Janet Baker. Aquí las puntas de diamante se llaman Anne Sofie von Otter, en un envidiable estado de forma y capaz de alternar con igual fortuna el lamento (“Scherza, infida”), el furor (“Cieca notte, infidi sguardi”) y el virtuosismo (“Dopo notte”) y una Ewa Podles que con su rutilante Polinesso de auténtica contralto justifica la decisión de Händel de adjudicar el papel a esta vocalidad específica a falta de un secondo uomo disponible. Ya en su aria di sortita “Coperta la frode” la cantante polaca muestra toda la gama de posibilidades que su voz ofrece y que exhibirá a lo largo de toda la grabación. Los demás solistas de esta versión no alcanzan el mismo nivel de excelencia, con la vocalidad elegante aunque algo pálida de Lynne Dawson, un Denis Sedov de buenos graves –hizo este papel en el Liceu en 2006–, un Richard Croft de agradable emisión y una Veronica Cangemi como luminosa Dalinda, aunque llega con retraso a alguna de sus frases * Marcelo Cervelló
 
 
A.S. Von Otter, L. Dawson, E. Podles, V. Cangemi, R. Croft, D. Sedov. Musiciens du Louvre Dir.: M. Minkowski. Archiv Production 457271-2. 3 Cd. 1997.

 
Muchos melómanos descubrieron los encantos de Ariodante con la exquisita versión de Raymond Leppard (Philips, 1980) protagonizada por una Janet Baker de desbordante expresividad. Pero fue Marc Minkowski quien, en una de las mejores grabaciones de ópera barroca de todos los tiempos, reveló plenamente los ricos matices de la escritura vocal y orquestal de Händel en una ópera que figura entre sus obras maestras. De hecho, esta versión, grabada en directo en el Théâtre de Poissy en 1997, supuso la consagración internacional de Minkowski en el movimiento barroco con instrumentos de época. Hay otras lecturas historicistas, como las de Nicholas McGegang y Alan Curtis, pero son mucho más aburridas en lo orquestal y también en lo vocal. Minkowski obra prodigios en cuestión de transparencia, articulación y belleza sonora al frente de Les Musiciens du Louvre, y se luce también acompañando a las voces con los más delicados matices. La mezzosoprano Anne Sofie von Otter, en un momento vocal óptimo, es un Ariodante de increíble belleza y expresividad –su interpretación de “Scherza infida” es asombrosa– al frente de un reparto sin fisuras en el que destacan la musical Ginevra de la soprano Lynne Dawson, la imponente voz de la contralto Ewa Podles en el papel de Polinesso y los notables trabajos de la soprano Verónica Cangemi (Dalinda) y el tenor Richard Croft (Lurcanio). Además, la calidad del sonido es óptima.  * Javier PÉREZ SENZ
 
   
A.S. Von Otter, L. Dawson, E. Podles, V. Cangemi, R. Croft, D. Sedov. Musiciens du Louvre Dir.: M. Minkowski. Archiv Production 457271-2. 3 Cd. 1997.
 
Loable versión de una de las partituras operísticas de Händel más bellas y geniales, centrada en el Orlando furioso de Ludovico Ariosto. Y una de las más lucidas para las voces que la protagonizan, especialmente la que deba asumir el rol titular. En 1997, la de Anne Sofie von Otter era una voz de una mujer de 42 años y se presentaba cálida, tersa, aterciopelada y sin problemas en las distintas zonas de su registro. Su Ariodante es, para resumir, una lección magistral de estilo y musicalidad. Lynne Dawson es una Ginevra de máximos, cantada con gusto y exquisito sentido del fraseo. Y, aunque el resto del reparto cumple con creces, no se puede olvidar la irónica maldad con que la contralto polaca Ewa Podlés reviste el personaje de Polinesso a lo largo y ancho de la partitura, tanto en sus arias como en los recitativos secos. A destacar igualmente la Dalinda de la soprano argentina Verónica Cangemi como también el Lurcanio del tenor Richard Croft, especialmente en su dueto del tercer acto, “Dite spera, e son contento”. Ante Les Musiciens du Louvre, el director Mark Minkowski ofrece una versión no al servicio de sí mismo, sino de la brillante partitura, con dúctiles criterios filológicos, sin histrionismos y con unos tempi en general ajustados al metrónomo händeliano. Todo con un sonido pluscuamperfecto, por cierto, que ayuda a hacer de la audición de este registro una verdadera fiesta para los sentidos. Sencillamente imprescindible.  * Jaume RADIGALES
 
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00