Garsington Opera at Wormsley
 
Rossini IL TURCO IN ITALIA
Katie Bray, Jack Swanson, Mark Stone, Geoffrey Dolton, Sarah Tynan, Quirijn de Lang, Luciano Botelho. Dirección: David Parry. Dirección de escena: Martin Duncan.  13 de julio de 2017.
 
Il Turco in Italia, en la concepción escénica de Martin Duncan © Garsington Opera / Alice Pennefather
 
 
Los festivales de verano en Inglaterra siempre han sido el marco ideal para proponer opera buffa y Rossini, un año más, el compositor más popular en los cinco eventos que se realizaron en los alrededores de Londres. El moderno teatro de la Garsington Opera es un lugar muy especial, ya que sus paredes laterales son transparentes y no solo dejan entrar la luz, sino que también permiten ver los jardines exquisitos de esta residencia de campo que se integran en la acción teatral del escenario. Bajo la inspirada y siempre segura dirección de David Parry, al frente de la eficiente Orquesta del Festival, la música fluyó como agua fresca: tempi rápidos, fraseo siempre inteligente y un sonido de muy buena calidad enmarcaron una función divertida, bien cantada y actuada de la farsa rossiniana.
La trama en esta producción de Martin Duncan con decorados de Francis O'Connor se trasladó a la Italia de postguerra, en una especie de caricatura al estilo postal de vacaciones, con todos los lugares comunes asociados con el país transalpino. Los personajes resultaron exagerados pero siempre cómicos, y la acción se movió a buen paso sin dejar decaer la tensión. En este contexto brillaron dos roles en particular, el Prosdocimo de Mark Stone –un cantante de calidad, de buena figura con voz expresiva y dicción clarísima– y la Fiorilla de Sarah Tynan, una mujer caprichosa, irresistible, manipuladora y por encima de todo muy bien cantada. Los personajes masculinos principales sufrieron en cambio de manierismos exagerados: tanto Quirijn de Lang (Selim) como Geoffrey Dolton (Geronio) dieron un perfil cartituresco a sus roles, que, aunque cómicos, perdieron. ¡Cuánto mejor funciona Rossini sin exageraciones! Katie Bray destacó como una bella y muy bien cantada Zaida, Luciano Botelho fue un tímido enamorado Narciso y Jack Swanson completó el equilibrado reparto como Albazar. Será posible ver esta obra mejor cantada, pero no con tanto espíritu y sentido de conjunto como el creado por esta pujante compañía.  * Eduardo BENARROCH