Festival Internacional de Música y Danza
Recital La Galanía
Obras de Merula, Monteverdi, Cavalli, Anglesi y otros. Raquel Andueza, soprano; Pablo Prieto, violín; Manuel Vilas, arpa; Jesús Fernández Baena, tiorba. Patio de los Arrayanes, 28 de junio de 2017. 
 
Raquel Andueza se volvió a encontrar con la escena granadina, siendo el incomparable marco de la Alhambra el receptor de este homenaje al 450º aniversario de Claudio Monteverdi por parte del Festival de Música y Danza 2017. El programa se perfiló entre el compositor honorado y sus coetáneos para mostrar lo interesantemente sonoro de algunas de las partituras que, indudablemente, giraron ante la eterna temática: el amor en sus distintas vertientes. Si bien la velada estuvo sonorizada, algo que pudo repeler a propios y a extraños, lo cierto es que la voz de la soprano navarra se reveló con la misma delicadeza y dulzura a las que tiene acostumbrados. Fueron destacables su Vieni in questo seno de Cavalli, por la sobresaliente expresividad de la direccionalidad melódica y por la demarcación inteligentemente planificada en torno a la rítmica implícita en el texto, su entrañable interpretación de “Un sol bacio” de Anglesi, para, finalmente, destacar su exquisito fraseo en el aria “Oblivion soave” de Monteverdi. Sin quedarse atrás, La Galanía, como fiel acompañante del discurso canoro, el concierto terminó entre grandes aplausos dando paso a los guiños de los bises, en los que se tuvo la oportunidad de reavivar el repertorio alusivo a lo español, directa o indirectamente, con la “Jácara de la trena” con texto de Quevedo y la interpretación de “Sé que me muero de amor” de Lully.  * Fernando ANAYA