CNDM
Recital LUCA PISARONI
Obras de Franz Schubert, Ludwig van Beethoven, Felix Mendelssohn. Maciej Pikulski, piano. Teatro de La Zarzuela, 20 de junio de 2017. 
 
El bajo-barítono italiano es un cantante bien conocido por el público madrileño, habiendo actuado en el Teatro Real en varias ocasiones, muy en particular asumiendo los dos grandes papeles masculinos de Las bodas de Fígaro. Actor consumado, Luca Pisaroni posee la capacidad para la creación de personajes con apenas un gesto. Le acompaña una voz de gran envergadura, homogénea en todo el registro y de timbre oscuro. Reunidas todas estas características se tiene a un intérprete ideal para muchos de los Lieder de este recital ofrecido en el Teatro de La Zarzuela –el último del Ciclo de Lied de esta temporada– dedicado a tres de los maestros del género: Beethoven, como gran precursor, el siempre amable Mendelssohn y Schubert.
 
Lo mejor estuvo en los Lieder que requieren una mayor dramatización, como el alucinado El doble, en el que Pisaroni exhibió una elocuencia dramática casi sofocante, y en El rey de los elfos, también de Schubert, convertido en un melodrama en sí mismo, como una ópera resumida con la muy hermosa caracterización de las diversas voces gracias a cambios extraordinarios en las dinámicas y el color.
 
Pisaroni se quedó un poco –solo un poco– más corto en aquellas otras canciones que exigen mayor intimidad expresiva, esas melodías internas hechas de fluidez y cambios de acento permanentes. Aun así, el listón estuvo muy alto, con algunas hermosas rendiciones de Ganímedes (Schubert) y Adelaide (Beethoven). Quizás pesó algo la dedicación operística o el aspecto idiomático, nunca sencillo para un cantante del sur.
 
Acompañó maravillosamente el gran pianista Maciej Pikulski, con una delicadeza, una variedad y un dominio extraordinarios. Respondiendo a los aplausos del público, los dos artistas ofrecieron La muerte y la doncella y A la música, como para rubricar un concierto dedicado a la esencia misma del Lied.  * José María MARCO