Staatsoper
Verdi DON CARLO
Ramón Vargas, Krassimira Stoyanova, Ferruccio Furlanetto, Plácido Domingo, Elena Zhidkova, Alexandru Moisiuc. Dirección: Myung-Whun Chung. Dirección de escena: Daniele Abbado.
21 de junio de 2017.
 
Ramón Vargas, Plácido Domingo y Krassimira Stoyanova protagonizaron Don Carlo en Viena © Wiener Staatsoper / Michael Pöhn 
 
El principal motivo de interés de las últimas funciones vienesas de Don Carlo era el debut absoluto de Plácido Domingo en el papel del Marqués de Posa. El hecho puede enjuiciarse bajo distintas perspectivas. Los que reconocieron que la voz de este gran artista de dimensiones históricas sigue intacta, hecho asombroso para un hombre de su edad, estaban encantados. Otra cosa fue su interpretación del papel y la caracterización del personaje, al que no brindó perfil dramático alguno, dejando en la escena final del primer acto todo el protagonismo al Rey Felipe. Es probable que la inclinación del suelo del escenario le resultase molesta a Domingo, porque se movía con mucha precaución, pero lo cierto es que solo mostró la intensidad debida en la escena de la muerte, en que por fuerza tenía que permanecer inmóvil. Pese al color tenoril de su voz, Domingo bordó literalmente esta escena (“Io morrò… Per me giunto”).
 
La mejor interpretación de la noche llegó con la de un veterano Ferruccio Furlanetto en gran forma, que trazó un perfecto perfil de Felipe II y cantó de forma maravillosa: su monólogo “Ella giammai m’amò” fue el punto culminante de la velada. Ramón Vargas actuó muy bien en el papel titular y cantó de manera muy efectiva, aunque la voz perdía calidad en el registro agudo. Krassimira Stoyanova resultó una vez más una intérprete excelente y cantó de manera prácticamente perfecta su aria “Tu che le vanità”, si bien en esta producción la importancia del personaje pierde muchos enteros.
 
Elena Zhidkova debutaba el papel de la Princesa Eboli y evidenció también un muy buen nivel, más elegante que poderosa. Alexandru Moisiuc fue un Gran Inquisidor de poco atractiva voz de bajo y de línea que contrastaba con la perfección de la de Furlanetto. En los papeles menores Margaret Plummer fue Tebaldo; Carlos Osuna, el Heraldo Real y Lerma; Hila Fahima, la Voz del Cielo, y Ryan Speedo Green, el Fraile / Carlos V. Ninguno de ellos fue más allá de la corrección.
 
Myung-Whun Chung, que dirigía aquí Don Carlo por vez primera, no convenció: abusó del volumen y a su dirección en muchos momentos le faltó tensión, prestando poca atención a la escena. Con todo, orquesta y coros ofrecieron un buen rendimiento.  * Gerhard OTTINGER