Teatro Comunale
Britten PETER GRIMES
Ian Storey,  Mark S. Doss, Charlotte-Annie Shipley, Kamelia Kader, Gabriella Sborgi, Chiara Notarnicola, Saverio Bambi, Paolo Antognetti, Sandra Pastrana, John Molloy, Maurizio Leoni, Luca Gallo. Dirección: Jurai Valcuha. Dirección de escena: Cesare Lievi. 18 de mayo de 2017.
 
El montaje de Cesare Lievi de Peter Grimes se pudo disfrutar en Bolonia © Teatro Comunale / Rocco Casaluci 
 
Llegó finalmente al Teatro Comunale de Bolonia Peter Grimes en una producción del Teatro Comunale de Módena estrenada allí hace diez años con dirección escénica de Cesare Lievi, escenografía de Csaba Antal, vestuario de Marina Luxardo y luces de Luigi Saccomandi. Un espectáculo que posiblemente, y a la vista del tiempo transcurrido, haya perdido frescura y que presenta el inconveniente de ignorar un elemento determinante como es el mar que, junto al pueblo –el Borough de George Crabbe que sirvió al libretista Montagu Slater para situar la ópera–, es aquí tan protagonista como en el Simon Boccanegra verdiano. Su ausencia física, ya que apenas se representa a través de una tela de plástico que desciende de telares como si de lluvia se tratase, penaliza la vertiente visiva del espectáculo, tampoco favorecido por una iluminación de neón nada atractiva y un vestuario de indefinida contemporaneidad. A pesar de todo ello, llegó el éxito para sus autores.
Gustó también la interpretación. Merecido triunfo que empezó con la dirección del joven director eslovaco Jurai Valcuha, actual titular del Teatro San Carlo de Nápoles. La orquesta del Comunale respondió adecuadamente a su gesto claro y decidido, al igual que lo hizo el coro que prepara magníficamente Andrea Faidutti. El reparto, bien amalgamado, acertó a diseñar perfectamente la identidad de los distintos personajes, desde la lunática viuda Sedley de Kamelia Kader a la óptima Tía de Gabriella Sborgi y a sus sobrinas Chiara Notarnicola y Sandra Pastrana. Gran sugestión lírica la protagonizada por la soprano Charlotte-Annie Shipley en el papel de Ellen Orford, la maestra viuda que trata de salvar a Grimes de sí mismo.
En el frente masculino Ian Storey se confirmó como intérprete de referencia al encarnar el antihéroe de Britten. Vocalidad de gran solidez, con un color tenoril denso y con cuerpo, mostró su capacidad para dominar el pianissimo y el tono declamatorio sin alterar la línea de canto y manteniendo siempre una musicalidad ejemplar. Muy bueno el Capitán Balstrode del bajo-barítono Mark S. Doss, de voz timbrada y rica capaz de transmitir toda la humanidad del personaje. Bien también los intérpretes de los papeles menos relevantes, todos ellos muy bien caracterizados, desde el Reverendo Horace del tenor Saverio Bambi de timbre peculiar y melifluo, al leguleyo Swallow de John Molloy, el farmacéutico Ned Keene (Maurizio Leoni) y el carretero Hobson (Luca Gallo), así como el predicador metodista Boles (Paolo Antognetti), con una mención especial para el atemorizado Boy, cedido a Grimes por el orfanato y trágicamente muerto al precipitarse por la escollera, plausiblemente interpretado por Carlo Alberto Brunelli* Andrea MERLI
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00