Amics de l’Òpera de Sabadell
Bizet CARMEN
Laura Vila, Enrique Ferrer, Toni Marsol, Juan Carlos Esteve, Albert Cabero, Beatriz Jiménez, Assumpta Cumí, Jordi Casanova, Joan Garcia Gumá. Dirección: Santiago Serrate. Dirección de escena: Carles Ortiz. Teatre de La Faràndula, 5 de mayo de 2017.
 
Laura Vila y Enrique Ferrer, Carmen y Don José en Sabadell © AAOS / Xavier Gondolbeu
 
Volvía al Teatre de La Faràndula Carmen y, desmintiendo de alguna manera la tradición de los Amics de l’Òpera de Sabadell de jugar siempre con nuevas producciones, lo hacía con la misma versión escénica de febrero de 2010 con la escenografía de Jordi Galobart y la dirección de escena made in Hollywood de Carles Ortiz, rigurosa en sí misma pero con el mismo difícil maridaje entre las escenas filmadas y lo que se supone transcurre en los aledaños del set, que ya se comentó en su día en estas mismas páginas (ÓPERA ACTUAL 129). Esta vez se resolvió mejor la casi ilusionada irrupción de Micaëla en el decorado para su aria y pareció aún más ridícula la passeggiata de curiosos y espectadores ante el local en que va a proyectarse la película, en el último acto.
 
Santiago Serrate vio la Carmen e hizo que la viera y oyera también el público presente en la sala en mucha mayor medida que la conseguida por el marco escénico. La orquesta brilló con mil fuegos y el coro cumplió con nota, aunque en el infantil sigue habiendo demasiadas niñas, algunas de ellas ya bastante talluditas. Molestó, por otra parte, la participación en los fragmentos corales filmados de los técnicos y auxiliares de rodaje. En estos casos suele encenderse el letrero de “Silencio”. En cuanto a la versión ofrecida, y pese a lo anunciado por el director en el número anterior de esta revista, la cosa sonó a Guiraud puro y duro, con los cortes habituales –a los que se unió en esta ocasión el del número 22 bis de la partitura con la llegada de Escamillo– y, como ya ocurriera en la edición de 2002, prefiriendo conservar la primera parte del dúo  subsiguiente en lugar de la más habitual segunda, con el consiguiente absurdo del “Nous sommes manche à manche”.
 
En el reparto destacó el protagonismo de Laura Vila, impecable en la emisión y soberbia en el acento en el cuarto acto, cuando en los anteriores se había mostrado un tanto inerte. A su lado pudo lucirse el tenor Enrique Ferrer, aguerrido Don José, que compensó una emisión algo grumosa  e irregular con un tono bravío y varonil muy adecuado a la situación dramática. Toni  Marsol exhibió majeza en el porte y buena proyección vocal como Escamillo, y Maite Alberola cantó admirablemente la parte de Micaëla, aun con el pequeño incidente de una frase ostensiblemente calada al final de su aria. En esta ocasión, hubo mejor voluntad que acierto en la labor de los encargados de los papeles de compromiso menor.  * Marcelo CERVELLÓ
 
 
 
 
 

 

 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00