Teatre Principal

Parera MARÍA MOLINER

María José Montiel, José Julián Frontal, Isabel Rey, Gerardo Bullón, Juan Pons, Celia Alcedo, Marta Bauzá, Mar Campo, Gerardo López, Joan Miquel Muñoz, Rodrigo Álvarez. Dirección: Cristóbal Soler. Dirección de escena: Paco Azorín. 5 de mayo de 2017.

 

María José Montiel fue la gran protagonista de María Moliner en Palma © Teatre Principal / Marga F. Villalonga

 

Este es el resultado magnífico de esta ópera contemporánea que aquí en el Teatre Principal de Palma tuvo su segunda vida después de su estreno absoluto en el Teatro de La Zarzuela la temporada pasada. Efectivamente, el gran protagonista de la ópera no es exactamente la heroína femenina, sino su obra: Diccionario de Uso del Español. Antoni Parera construyó una partitura moderna pero siempre de lenguaje comprensible y asequible, con toques que en algunos momentos podrían recordar a los autores americanos del siglo pasado e incluso con algunos guiños de tinte francés. Su énfasis dramático en las grandes escenas dedicadas a la protagonista, las representativas de la situación política del momento o la gran escena final –cuando la lexicógrafa perdió paradójicamente el dominio de la palabra– son de gran calado lírico y dramático.

 

María José Montiel llevó a cabo un trabajo magnífico de impecable factura canora y actoral; es de agradecer, además, una dicción simplemente perfecta y cabe destacar, en una actuación impecable de principio a fin, su vuelo dramático en la escena de la resolución de escribir el diccionario en el primer acto y al final, en la decadencia mental del personaje. José Julián Frontal estuvo a la altura, con una buena línea y una correcta réplica dramática, al igual que Isabel Rey en sus dispares papeles de Carmen Conde e Inspectora de la franquista Sección Femenina.

Juan Pons protagonizó un cameo de cariz cómico que el gran barítono resolvió con agudeza, dando un respiro a la atmósfera sofocante que se describe en la obra. Los personajes de Pardo Bazán, Guzmán y De la Cerda y Gómez de Avellaneda fueron servidos muy correctamente por Celia Alcedo, Marta Bauzá y Mar Campo, del mismo modo que Gerardo López, Joan Miquel Muñoz y Rodrigo Álvarez fueron unos eficaces Almanaque, guiando al público por la diacronía dramática.

 

Perfecto el coro de la casa y no se puede pedir más de la Simfònica de les Illes, que se creció ante el reto de una música nueva bajo la batuta impecable de Cristóbal Soler, subrayando cada situación vital de la protagonista. El montaje de Paco Azorín consigue sumergir al público en la atmósfera de la época de María Moliner, y no tan solo a través de una imagen puramente esteticista, sino que con una buena escenografía, una magnífica iluminación y un movimiento de actores impecable. Gracias a todo ello el espectador entró sin dificultad en el difícil universo Moliner, una mujer cultivada en una época todavía más difícil. Sin duda un gran espectáculo que ahora deberá encontrar su puesto en el repertorio operístico.  * Pere BUJOSA

 

 

 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00