Festival de Pascua.
Wagner DIE WALKÜRE
Anja Harteros, Peter Seiffert, Anja Kampe, Vitalij Kowaljow, Georg Zeppenfeld, Christa Mayer. Dirección: Christian Thielemann. Dirección de escena: Vera Nemirova. Festspielhaus, 17 de abril de 2017.
 
Peter Seiffert, Anja Harteros y Anja Kampe, protagonistas de Die Walküre en el Festival de Pascua de Salzburgo © Osterfestspiele Salzburg / Forster.
 
Después de que Herbert von Karajan dejara la Ópera de Viena en 1964 para fundar el Festival de Pascua de Salzburgo (Osterfestspiele Salzburg) dispuso que la primera de las óperas en ser representadas en el flamante evento fuese de Richard Wagner y, en efecto, así sucedió con Die Walküre. Al conmemorar su 50º aniversario, el Osterfestspiele quiso hacer una recreación de esa misma producción –tal y como se informara en ÓPERA ACTUAL 201– y volvió a construir los decorados originales de Günther Schneider-Siemssen para cubrir el amplio escenario y, aunque de hecho no eran los mismos de cincuenta años atrás, sí daban al espectador actual una idea de la magia de entonces. La producción no respondía por entero al nombre de Karajan porque el vestuario de Jens Kilina era nuevo y moderno y Vera Nemirova diseñó una nueva puesta en escena sobre la añeja escenografía. Al no tener grandes ideas y no diseñar una dirección de actores significante, faltó tensión en escena en la misma medida en que la generaron artistas extraordinarios como Peter Seiffert, Anja Harteros y Anja Kampe.
La Sächsische Staatskapelle Dresden, la orquesta residente del Festival –que tiene una existencia independiente del mismo–, da siempre lo mejor de sí misma en Wagner y tocó maravillosamente bajo la batuta de Christian Thielemann, director artístico del evento, que ya había sido asistente de Karajan en Salzburgo y que, aunque se mostró efectivo, no acertó siempre con la tensión necesaria. Tras una duración normal del primer acto, en los sucesivos pareció cada vez más lento y rozó muchas veces la monotonía.
Los solistas estuvieron todos a un nivel excelente. El experimentado Peter Seiffert acreditó una forma espléndida como Siegmund con una gran fuerza expresiva y resultando imponente en los “Wälse” del primer acto, haciendo de “Winterstürme wichendem Wonnemond” una dulce endecha amorosa. Anja Harteros solo había hecho el primer acto de la obra en una versión en concierto en Berlín y al encargarse ahora de toda la ópera estuvo realmente maravillosa. Anja Kampe, que ha sido una famosa Sieglinde, se hizo cargo ahora del papel de Brünnhilde, que interpretó con vivacidad y una emisión brillante y firme.
También Vitalij Kowaljow aportó un gran canto en su incorporación del rol de Wotan, poderoso a lo largo de toda la función. Fue una extraordinaria hazaña vocal aunque podría discutírsele el escaso carisma aportado a la figura del padre de los dioses. Georg Zeppenfeld no pareció un Hunding demasiado temible pero cantó muy bien y Christa Mayer pudo también alardear de clase en su intervención en el segundo acto. El conjunto de las walkyrias en el último acto mostró el necesario poderío pero sin alcanzar la suficiente homogeneidad.  * Gerhard OTTINGER
 

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00