Festspielhaus Baden-Baden
Puccini TOSCA
Kristine Opolais, Marcelo Álvarez, Marco Vratogna, Alexander Tsymbalyuk, Peter Rose, Peter Tantsits, Douglas Williams, Walter Fink. Dirección: Simon Rattle. Dirección de escena: Philipp Himmelmann. 17 de abril de 2017.
 
Kristine Opolais protagonizó Tosca en Baden-Baden © Festpielhaus / Monika Rittershaus
 
El encuentro de un gran director de orquesta con una obra maestra es promesa de un momento musical de excepción, y más cuando se cuenta con la colaboración de una de las mejores orquestas del mundo. Simon Rattle cumplió con creces en su primera Tosca, brindando una lectura intensa y preciosista, desvelando recónditos detalles de la partitura pucciniana sin perder el hilo conductor en ningún momento. Por desgracia, la opulencia sonora de los filarmónicos berlineses junto a las enormes dimensiones de la sala del Festspielhaus Baden-Baden –pese a su magnífica acústica– pusieron a los cantantes en un discreto segundo plano.
 
Quien menos padeció este problema fue Marcelo Álvarez, gracias a una voz clara y bien proyectada; su canto variado y expresivo –a veces un poco exagerado– hizo las delicias del público, pese a ciertas tiranteces en el agudo. A su lado, Kristine Opolais lució timbre agradable y atractiva presencia escénica –ambos muy convenientes para el rol titular–, aunque su canto un tanto monótono y una proyección vocal insuficiente no permitieron que su Tosca brillara todo lo posible. Todo hay que decirlo, su “Vissi d’arte” fue uno de los puntos fuertes de la noche. Marco Vratogna sustituyó a un indispuesto Evgeny Nikitin e hizo de Scarpia un auténtico malo de la película, muy creíble de principio a fin, aunque también se le echó de menos un punto más de presencia sonora.
 
Philipp Himmelmann planteó la acción en una sociedad distópica en el que la policía lo controla todo. Si bien en líneas generales la suya fue una lectura bastante literal de la obra, en ciertos momentos tuvo absurdos ataques de regista, muy en particular en el archiconocido final, cuando Tosca se suicidó con algo que parecía una pistola de sacrificio de ganado en lugar de tirarse desde lo alto del Castel Sant’Angelo. Todo ello unido a una dirección de actores bastante pobre hizo que el regista fuera abucheado por una parte del público en la première (7 de abril). Para ser justos, en el haber de esta fallida producción habría que poner las espectaculares proyecciones de vídeo cubriendo todo el fondo de la escena.  * Francisco J. CABRERA
 

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00