Amigos Canarios de la Ópera
Donizetti LA FILLE DU RÉGIMENT
Jessica Pratt, Javier Camarena, José Julián Frontal, Graciela Araya, Isaac Galán, Mari Carmen Sánchez. Dirección: Miquel Ortega. Dirección de escena: Alfonso Romero. Teatro Pérez Galdós, 24 de abril de 2017.
 
Javier Camarena y Jessica Pratt, grandes protagonistas de La fille du régiment en Las Palmas © Amigos Canarios de la Ópera / Nacho González
 
A fuerza de utilizar el término histórico ante cualquier acontecimiento, este va perdiendo el peso de su significado. Pero en el caso que nos ocupa, calificar de histórica las funciones de este título cómico en la Temporada de Ópera de la capital grancanaria está plenamente justificado. El hecho más significativo para emplear el calificativo es el bis que el tenor mexicano Javier Camarena ofreció del aria “Ah, mes amis” en la segunda de las representaciones, algo que solo había sucedido en una ocasión en los cincuenta años de esta cita lírica: la anterior fue en 1978, cuando Plácido Domingo repitió “E lucevan le stelle”. Pero, por si eso no fuese suficiente, en la tercera función –objeto de este comentario–, Camarena, volvió a ofrecer un bis del aria. Para justificarlo, sobran las explicaciones: un público entregado, y poco dado a las algaradas, ofreció al tenor una de esas ovaciones que marcan época. Al pleno dominio de sus facultades canoras, en todos sus registros, se unió una desenvoltura escénica de gran actor. Un lujo imborrable, de esos que cuesta olvidar.
Pero tan excepcional como el Tonio de Camarena fue la magistral Marie de la soprano Jessica Pratt, debutante en el rol y de insuperable coloratura y timbre, aparte de una gracia escénica arrolladora.
Y lo más importante es que aquí no acaban los aciertos de esta noche plena: tanto José Julián Frontal (Sulpice) como Graciela Araya (Marquesa de Benkenfied) y el resto de voces superaron con creces el nivel que la partitura requiere. Imposible no citar a la actriz Mari Carmen Sánchez, espléndida y divertida como la Marquesa de Crakentorp.
El Coro, dirigido por Olga Santana, ofreció una de las funciones más memorables de las últimas décadas, pese a que afrontaron sus diferentes intervenciones con agitados movimientos escénicos. La maestría del director Miquel Ortega, al frente de la Filarmónica de Gran Canaria, redondearon la velada.
La regia de Alfonso Romero extrajo lo mejor del libreto, con una puesta en escena llena de ritmo y comicidad extrema. A ello también contribuyó la acertada y versátil escenografía de Carlos Santos, con la estimable iluminación de José Fernández. Un teatro a rebosar aplaudió a todos con entusiasmo, seguros de saber que se vivió una noche de esas llamadas históricas.  * Cayetano SÁNCHEZ
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00