Theater an der Wien
Berg WOZZECK
Florian Boesch, Lisa Lindstrom, John Daszak, Stefan Cerny, Aleš Briscein, Benjamin Hulett, Juliette Mars, Arik Arman, Lukas Jakobski, Kristjan Johannsson. Dirección: Leo Hussain. Dirección de escena: Robert Carsen. 23 de octubre de 2017.
 
Dos detalles de la producción firmada por Robert Carsen © Theater an der Wien / Werner Kmetitsch 
Esta excelente producción escénica de Robert Carsen contrastaba con la opulenta puesta en escena del último festival de verano de Salzburgo; daba la impresión de sobriedad y economía de medios y se beneficiaba de un excelente juego de luces también firmado por el propio regista. Con ello, el drama de Georg Büchner podía ser ofrecido en densidad y tensión. La escenografía de Gideon Davey se integraba perfectamente en el conjunto con su simplicidad.
La Sinfónica de Viena se hizo cargo de la versión musical reducida de Eberhard Kloke, que Leo Hussain dirigió adecuadamente aunque sin reforzar la estructura de la música. Desde luego no pretendía ni podía equipararse a la Filarmónica de Viena con Vladimir Jurowski en Salzburgo.
El reparto no ofrecía nombres espectaculares aunque sí intérpretes de primer nivel. Florian Boesch impresionó con su poderío vocal y su impactante actuación escénica en el papel protagonista mientras Lise Lindstrom era una motivada y emocionalmente fuerte Marie, muy bien cantada. John Daszak, que esta vez pasaba de Tambor Mayor a Capitán, utilizó siempre una emisión más voluminosa que agradable. Se trata de un papel que suele ir a cargo de tenores ligeros y de carácter, como ocurre con el Mime wagneriano, y Daszak evidenció que lo suyo podría ser más bien Siegfried. Stefan Cerny fue un resonante Doctor y el papel de Tambor Mayor fue interpretado por un Aleš Briscein con resonancias metálicas.  En otros cometidos gustaron Benjamin Hulett (Andres), Juliette Mars, antiguo miembro de la Staatsoper, como Margret, y Erik Arman como el Loco. Los aprendices estuvieron muy bien servidos por Kristjan Johannsson y Lukas Jakobski, y el pequeño Paul Kronawetter de los Grazer Kapellknaben fue un creíble hijo de Marie. El coro Arnold Schoenberg se mostró en plena forma.  * Gerhard OTTINGER