OPINIÓN

Antonio Garde,  director gerente del Teatro de La Maestranza de Sevilla

ÓPERA ACTUAL 204

(JULIO-AGOSTO 2017)

 

 

 

El Teatro de La Maestranza, al que acabo de incorporarme como director gerente, aborda una nueva etapa basada en los valores que han marcado su sólida trayectoria: la calidad artística y la fidelidad de nuestro público. Ciertamente, y como el resto de los espacios líricos, el Teatro de La Maestranza se ha enfrentado en los últimos años a importantes desafíos. Pero con el prestigio de su oferta artística y el aliento de los espectadores, ha logrado superarlos confirmando que la mejor marca del Teatro de La Maestranza es, sin duda, su propio nombre.

 

 

 

En los últimos años, y como subdirector general de Música y Danza del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), he podido conocer muy de cerca las dificultades, éxitos y anhelos de un Teatro en el que he gozado de estupendas veladas de excelente música arropada por el calor de un público entusiasta. Ahora, como director gerente, asumo el mismo reto que nos concierne a todos los espacios líricos del país agrupados en una asociación fraternal, Ópera XXI, a la que quisiera saludar reiterando los votos de activismo y colaboración que el Teatro de La Maestranza ha mantenido en ella. El reto consiste en renovar nuestra alianza con el público atrayendo su complicidad y su entrega con nuevas y excitantes programaciones que mantengan intacto el prestigio de nuestra mejor arma: la calidad.

 

Este es un empeño común. Junto a la dirección artística, y con la confianza del conjunto de las administraciones, patrocinadores, colaboradores y sociedad civil que respaldan y animan a un Teatro que se ha convertido en una marca fundamental del gran atractivo de Sevilla en el mundo, un formidable equipo de excelentes técnicos y profesionales permiten al Teatro de La Maestranza encarar con fortaleza su vocación internacional de gran coliseo lírico.

Necesitamos rearmar nuestra oferta optimizando al máximo nuestros recursos en una compleja encrucijada financiera que nos plantea un nuevo equilibrio entre financiación pública, ingresos por taquilla y patrocinio privado. No es un reto imposible. A pesar de todas las dificultades, la ópera en España, que en las últimas décadas ha alcanzado niveles de difusión y de excelencia inimaginables no hace mucho, sigue manteniendo su llama viva en el corazón de las audiencias. Noticias recientes, como la próxima reducción del llamado IVA cultural al 10 por cien para los espectáculos en directo, son, sin duda, un gran estímulo para continuar trabajando en avivar esa llama.

En Sevilla, desde un despacho alzado sobre un callejero consagrado por las fantásticas andanzas de Carmen, Don Giovanni y otros mitos fundacionales del arte lírico, el gran tesoro de la ópera es un motor de futuro. Tenemos un gran público deseando conocerlo y disfrutar de nuevas experiencias y goces operísticos y musicales. Trabajemos, juntos, por seducirlo. Él es nuestro tribunal más exigente y nuestro mayor patrimonio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00