NOVEDAD DISCOGRÁFICA

  
HÄNDEL, Georg F.
(1685-1759)
Serse
Franco Fagioli, Vivica Genaux, Inga Kalna, Francesca Aspromonte, Andrea Mastroni, Delphine Galou, Biagio Pizzuti.
Il Pomo d’Oro. Dir.: Maxim Emelyanychev. Deutsche Grammphon 4835784. 3 Cd. 2018.
 
Hace un año se anunciaba la grabación de Serse con un vídeoclip del contratenor Franco Fagioli como protagonista cantándole sus amores a un maravilloso árbol, agradecido por su sombra que le brindaba paz al guerrero. Este mes se lanza la grabación –realizada en noviembre de 2017 (no de 2018 como se indica en el booklet)–, un lujo que no podía estar fuera de la Selección ÓPERA ACTUAL debido a la extraordinaria calidad de la grabación. El disco, además, es el premio de nuestro concurso de la página 105.
Se trata de la primera que se realiza con un contratenor en el papel principal, quien asume la famosa aria Ombra mai fù que abre la acción y que tanto se difundió incluso en vozarrones como los de Franco Corelli. Pero lo que hace Fagioli con este trozo de belleza es de otro mundo, transformándolo en un himno al virtuosismo, pleno de nobleza. El contratenor argentino está en estado de gracia, con una voz madura, con un vibrato expresivo, con los colores empastados desde el sobreagudo al grave extremo; sus arias Se bramate d’amar chi vi sdegna o Crude furie degl’orridi abissi resultan antológicas por pirotecnia y sentido dramático (esta última, antítesis de la visión de Rolando Villazón en su Cd Händel).
Vivica Genaux está perfecta e incisiva como Arsamente –brillante su aria Sì, la voglio e l’otterrò!–; Inga Kalna es una tierna y poderosa bellissima Romilda –genial el dúo L’amerete?” / “L’amerò con Serse–; Francesca Aspromonte es una expresiva Atalanta y un profundo y flexible Andrea Mastroni da vida a Ariodante, todos bien apoyados por Delphine Galou como Amastre –perfecta en el canto florido– y Biagio Pizzuti como Elviro, simpático en la arietta Ah, chi voler fiora.
El mérito se hace extensivo a la orquesta Il Pomo d’Oro, aquí de sonido suntuoso con sus instrumentos de época, llevada con mano maestra y teatral –los acentos, las escenas, todo está marcado y bien diferenciado– por un inspirado Maxim Emelyanychev, que cuida y equilibra variaciones y sentido del ornamento en solistas vocales e instrumentales, como en el dúo “Troppo oltraggi la mia fede a cargo de Romilda y Arsamene.
Se unen a esta fiesta barroca y operística el Coro Cantica Symphonia que dirige Giusep­pe Maletto complementando unos tutti de gran elegancia.
El equipo comenzó en octubre a girar la obra; la única parada española estaba anunciada para finales de octubre en la Programación Lírica de Amigos de la Ópera de A Coruña. Una gran suerte para ellos.  * Pablo MELÉNDEZ-HADDAD
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00