EN PORTADA

La propuesta escénica de Christof Loy para La forza del destino, entrenada en Ámsterdam, la ofrecerá la ROH londinense con Jonas Kaufmann y Anna Netrebko / De Nationale Opera
 
La temporada de ópera de Cinesa presentará en directo desde la Royal Opera House de Londres a Jonas Kaufmann y Anna Netrebko como protagonistas de La forza del destino de Verdi (2 de abril). Las dos superestrellas de la lírica interpretarán esta nueva producción dramática bajo la dirección musical de Antonio Pappano y puesta en escena de Christof Loy.
 
Marta PORTER
ÓPERA ACTUAL 218
(NOVIEMBRE 2018)
 
Esta temporada Cinesa concentra gran parte de su oferta en la gran pantalla en el directo desde la Royal Opera House con cinco títulos operísticos. A la citada Forza del destino se unen Die Walküre, La dama de picas, La Traviata y Faust. La ópera de Wagner (28 de octubre y con repetición el 27 de noviembre) se ofrece en una producción firmada por Keith Warner que ya se ha presentado con gran éxito en temporadas anteriores y cuenta con un equipo excepcional: Antonio Pappano dirige a Stuart Skelton, Emily Magee, John Lundgre y a las grandes Nina Stemme y Sarah Connolly.
Seguirá La dama de picas, la ópera más ambiciosa de Chaikovsky, que recibe el tratamiento estrella en la puesta en escena de Stefan Herheim, con un elenco que incluye a Eva-Maria Westbroek, Aleksandrs Antonenko y Felicity Palmer como condesa (22 de enero). La conocida producción de Richard Eyre de la ópera más famosa de Verdi, La Traviata, regresa el 30 de enero con la soprano Ermonela Jaho, Charles Castronovo como su enamorado y el gran Plácido Domingo en el papel de padre de Alfredo. Para cerrar temporada se ha elegido la ópera más popular de Gounod, un Faust en la impresionante producción parisina de David McVicar que convierte el escenario en un cabaret, con Michael Fabiano, Diana Damrau y Erwin Schrott (30 de abril).
 
 
 
Oferta liceísta
También en directo en pantalla grande, esta temporada de Cinesa cuenta con la presencia destacada del Gran Teatre del Liceu, con dos óperas. La primera de ellas será L’italiana in Algeri, en una producción clásica y colorista de Vittorio Borrelli bajo la batuta experta de Riccardo Frizza y con un reparto en el que destacan las voces de la mezzo armenia Varduhi Abrahamyan, el tenor ruso Maxim Mironov, el bajo-barítono italiano Luca Pisaroni y la soprano española Sara Blanch (18 de diciembre). La segunda es La Gioconda de Amilcare Ponchielli, en una espectacular puesta en escena con el debut de Iréne Theorin en el rol principal (10 de abril).
El 7 de diciembre se inaugura la temporada de La Scala de Milán con Attila de Verdi, velada que contará con el debut en el teatro italiano de la soprano española Saioa Hernández en una nueva producción de Davide Livermore y bajo la experta batuta de Riccardo Chailly. Y desde la Opéra National de París se emitirá otro verdi, Simon Boccanegra (13 de diciembre), en una nueva producción que firma el español Calixto Bieto, el más shakesperiano de los directores de escena operísticos actuales. El título será protagonizado por el gran barítono francés Ludovic Tézier en su debut en escena de este emblemático rol. Cerrará las transmisiones en directo Lady Macbeth de Mtsensk de Dmitri Shostakovich también desde París (16 de abril) con dirección musical de Ingo Metzmacher, puesta en escena de Krzysztof Warlikowski e interpretada por Dmitry Ulyanov, John Daszak y Ausrine Stundyte.
 
Fondo de armario
Cinesa, además, no deja pasar la oportunidad de recuperar grandes producciones operísticas. Esta temporada también se podrá disfrutar de algunas óperas grabadas desde los mejores coliseos del mundo. Así, si en septiembre y octubre pudieron verse clásicos como Aida de Verdi y La Bohème de Puccini, ambas de la mano de Handa Opera, un gran escenario al aire libre montado en el muelle de Sidney (Australia), este mes de noviembre vuelve un clásico y lujoso montaje de Luca Ronconi de Aida grabado en 1985 en el Teatro alla Scala de Milán con un reparto espectacular: Luciano Pavarotti, Maria Chiara, Ghena Dimitrova, Juan Pons, y Paata Burchuladze y con dirección musical de Lorin Maazel (8 de noviembre). También en noviembre se podrá ver la opereta La viuda alegre de Lehár en la versión que el regista francés Jérôme Savary hizo para la Semperoper de Dresden, un homenaje al Hollywood dorado con las reconocidas voces especialistas en el género del barítono danés Bo Skovhus y la soprano alemana Petra-Maria Schnitzer (20 de noviembre).
El nuevo año empezará con algunos divos de la ópera como protagonistas. La espectacular Carmen de Bizet de Calixto Bieito estará intepretada por Elina Garanca, Roberto Alagna y Maria Agresta en la Opéra National de París (17 de enero), mientras que Macbeth de Verdi contará con Plácido Domingo, Anna Netrebko y Kwangchul Youn bajo la dirección musical de Daniel Barenboim en una puesta en escena de Harry Kupfer grabada en directo en la Staatsoper unter den Linden de Berlín en 2018 e interpretada por la Staatskapelle Berlin Staatsopernchor (7 de febrero).
Seguirá Ariadne auf Naxos en la producción presentada en 2012 en el Festival de Salzburgo para conmemorar el centenario del estreno de esta ópera en su primera versión original (14 de febrero). La interpretación contó con la Filarmónica de Viena dirigida por Daniel Harding y un cast de lujo con Jonas Kaufmann, Emily Magee y Elena Mosuc. Ese mismo mes de febrero llegará a las pantallas una de las propuestas imperdibles de esta temporada: la nueva producción de Norma en la Opéra Royal de Wallonie (Lieja, Bélgica) con el debut en el rol protagonista de Patrizia Ciofi, junto a Gregory Kunde y Josè Maria Lo Monaco (28 de febrero). Y desde el Teatro alla Scala llegarán dos grabaciones históricas: la mítica actuación de Josep Carreras y Eva Marton en 1985 en Andrea Chénier de Umberto Giordano (7 de marzo) y Ernani de Verdi con Plácido Domingo, Mirella Freni y Renato Bruson (30 de mayo). Cerrará la temporada la ópera Manon de Massenet grabada en la Staatsoper unter den Linden con un auténtico dream team de intérpretes: Daniel Barenboim a la dirección y Anna Netrebko y Rolando Villazón como la pareja protagonista (4 de junio).
 
Josep Carreras, caracterizado como  Andrea Chénier en el montaje de Lamberto Puggelli ofrecido en La Scala en 1985
 
El curso de ballet
Cinesa lleva ya años apostando fuerte por el ballet. Esta temporada 2018-19 la compañía renueva su apuesta por el Royal Ballet en directo. Así, desde Londres podrán visionarse cinco espectáculos en vivo. Si ya pudo verse Mayerling en la coreografía original de Kenneth MacMillan, el 13 de noviembre se podrá disfrutar en directo de La bayadère en la revisión coreográfica que hizo Natalia Makarova, interpretada por Marianela Núñez y Natalia Osipova en los papeles principales. Seguirá el clásico navideño El Cascanueces de Chaikovsky en la habitual producción de Peter Wright (3 de diciembre), mientras que el año comenzará con Don Quixote de Minkus en una revisión del bailarín cubano Carlos Acosta (19 de febrero). El Royal Ballet también ofrece una velada de danza contemporánea titulada Mix Ballet que incluye tres coreografías: Within the Golden Hour de Christopher Wheeldon, una nueva creación de Sidi Larbi Cherkaoui –todavía no se sabe el título– y Flight Pattern de Crystal Pite (16 de mayo). Para terminar el curso, el Royal Ballet apuesta por la obra maestra de Kenneth MacMillan, el pasional Romeo y Julieta (11 de junio).
Cinesa ofrece también otros ballets grabados. Así, desde Londres se recuperará la maravillosa coreografía de estilo gótico de Giselle que Akram Khan realizó para el English National Ballet protagonizada por Tamara Rojo (21 de marzo), y desde el Teatro Bolshoi de Moscú llegarán títulos como Don Quixote con coreografía de Alexei Fadeyechev y protagonizado por Ekaterina Krysanova y Semyon Chudin (11 de diciembre), La Bayadère, en directo, en la nueva versión de Yuri Grigorovich (20 de enero), el clásico de Chaikovsky La bella durmiente también en la coreografía de Grigorovich e interpretado por Olga Smirnova (14 de marzo); y The Golden Age, una sátira de la Europa de los locos años 20 de Shostakovich interpretada por Nina Kaptsova, Ruslan Skvortsov y Mikhail Lobukhin (25 de abril).
 
 
Estreno en la Scala
 
El director de escena turinés Davide Livermore tendrá el honor de inaugurar la temporada de La Scala con un Attila verdiano que se retransmitirá a todo el mundo en pantalla grande y que en España será emitida en las salas de Cinesa. Con un amplio bagaje operístico Livermore, empezó su carrera artística como tenor, bailarín, coreógrafo. Fue director artístico del Palau de Les Arts de Valencia hasta 2017, cargo que compaginó con su faceta de director escénico con proyectos en algunos de los teatros más importantes del mundo. Su relación con La Scala se inició en 2017 con Tamerlano de Händel, un espectáculo que, según el corresponsal de ÓPERA ACTUAL en Milán, Andrea Merli, es “de lo mejor que se ha visto en los últimos tiempos en una producción ambientada en la revolución bolchevique donde todo funciona perfectamente gracias a un trabajo meticuloso en la actuación y por una figuración, entre mímica y ballet, de máxima eficacia”. En abril de 2018 llegó su inteligente Don Pasquale ambientado en la Roma de Cinecittà –que pudo verse en España en directo en Cinesa– y ahora continúa su relación con el teatro milanés con Attila, en la mítica fecha del 7 de diciembre, día en el que tradicionalmente La Scala levanta el telón. “Recibí este encargo con gran responsabilidad, ya que se trata de uno de los teatros más importantes para la lírica del mundo”, afirma Livermore. “Un lugar de gran memoria histórica que crea entidad. Hacer aquí espectáculos que pueden emocionar a la gente, que pueden educar la belleza de su alma, porque esto es lo que estamos haciendo, es un orgullo. Los directores de escena utilizamos partituras maravillosas para que estos espectáculos puedan ser el espejo de la belleza de cada uno en su alma, no la emanación del ego del profesional. Claro que el ego y el narcisismo son una gran energía para crear, pero la verdad es que cuando se cumple nuestro trabajo es para algo mucho más grande que nosotros que es el compositor, es el creador y es la sociedad”. Livermore agradece “la confianza que me han dado Alexander Pereira y Riccardo Chailly con este encargo. Creo que La Scala es uno de los pocos lugares en los que se puede reconocer a Italia por lo que es: un lugar para crear belleza, porque eso es Italia. Si nosotros olvidamos esto, olvidamos ser lo que somos, perderíamos completamente la identidad y no tendríamos una razón de ser como Estado y como sociedad. Si seguimos produciendo belleza, y creo que lo sabemos hacer, entonces vamos a reconocer un valor como una sociedad que puede influir en todo el mundo, y por esto estoy orgulloso, porque esto representa La Scala para mí”.  * Fernando SANS RIVIÈRE
 
 
 
 
 
Contáctanos
 
Dir:C/ Loreto 13-15, Esc. B. entlo 1ª, 08029,- BARCELONA
 
Tel: (+ 34) 93 319 13 00